Apenas LeBron James se enfundó con el uniforme de los Lakers comenzó a sonar su nombre entre los mejores en jugar con el equipo angelino en la historia, sin embargo, sus últimos resultados han frenado su camino a la inmortalidad en Los Ángeles.

Y es que este martes enfrentaron a los Portland Trail Blazers y cayeron con marcador de 93-100, siendo Damian Lillard la estrella del encuentro con 34 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias, mientras que el ‘King’ tuvo 23 unidades, 17 rebotes y 16 asistencias pero complementado con una efectividad colectiva de 15,6% en los triples.

Todo parece indicar que el equipo de Oregon llega en mejor momento que su rival y lo demostró en el primero de la serie, siendo contundente, sobre todo en los últimos 8 minutos, en los cuales los Lakers no pudieron mantener su ventaja de seis puntos y se vieron rebasados en el tablero al solo anotar tres unidades en cuatro minutos.

Esta imagen de los angelinos ya se había visto al inicio del torneo en Orlando, pues comenzaron con cinco derrotas en sus primeros ocho encuentros y terminaron la temporada regular siendo el tercer peor ataque con 104,5 puntos por cada 100 posesiones y quedándose como el único equipo clasificado a postemporada en no lograr cien unidades en su partido.


El mismo LeBron dijo que tuvieron fallas sobre el final del encuentro y no se pueden permitir esos errores ante un rival como Portland.

Con esto sobre la mesa, muchas personas ponen en duda el lugar de James en la historia del equipo y uno de los que aprovechó la derrota para dar su opinión, fue la leyenda de los Celtics, Paul Pierce quien afirmó:

"Si los Lakers no ganan, mucho menos pierden en la primera ronda, no se puede meter a LeBron James en el debate por ser el más grande de todos los tiempos",  afirmó Pierce.


Siendo un torneo con características únicas y bajo una situación atípica, los Lakers parecían favoritos para ganarlo, pero sus actuaciones recientes parecen indicar que será muy complicado lograr el campeonato y las críticas al 'Rey' serán más duras que en su llegada. 

LeBron y compañía tendrán que apretar tuercas, pues se juegan su estancia en el campeonato en esta serie al mejor de 7 en la burbuja de Orlando.

Veremos si el ‘Rey’ puede demostrar su poderío para colocar su nombre entre los mejores de esta institución histórica en la NBA.