Después de conseguir el primer anillo de la franquicia en la temporada pasada, los Raptors se han quedado en la sombra comercial de otros equipos en los que brilla más fuerte el reflector mediático. El no contar con una súper estrella popular de la talla de Giannis Antetokounmpo, LeBron James o el mismo Kawhi Leonard, quien dejó al equipo luego de la coronación, es una de las principales razones por las que muchos les han dado la espalda a los defensores del título.

Sin duda los equipos que aparecen por encima de Toronto en los Power Rankings y en las listas de popularidad están haciendo lo propio de forma muy correcta, pero acomodar a los dirigidos por Nick Nurse en una mesa distinta es un gran error, aunque podría terminar siendo una ventaja para los mismos Raptors.

Franquicias de alto voltaje dependen en gran mayoría de lo inspirado que se encuentre su jugador estrella, mientras que, lo que ha logrado Nick junto con su cuerpo técnico es un nivelado mecanismo utilizando todas las piezas de la maquinaria. Desde la campaña pasada logramos ver la versatilidad con la que cuenta el conjunto. Éste se reparte la responsabilidad y esto ha dado como resultado un verdadero juego en equipo con un manejo de balón exquisito. Es claro que la baja de Kawhi obligó a potencializar esta filosofía de juego, pero tampoco es algo que ocurrió de la noche a la mañana. 

En su primer duelo dentro de la burbuja en Orlando los de Toronto se llevaron al bolsillo a los Lakers del “King” James, demostrando una vez más su excelente trabajo con el movimiento de balón y las buenas estrategias defensivas que dieron como fruto dejar al equipo angelino en un detestable 35.4% de tiro en campo general. En este primer encuentro Kyle Lowry se vistió de anotador y terminó con 33 puntos, además de conseguir 14 rebotes y brindar seis asistencias. Algo similar ocurrió el día de ayer frente al Heat de Miami. Aunque fue un encuentro mucho más apretado, al final la solidez del equipo fue suficiente para alcanzar la victoria con un encendido Fred VanVleet, quien logró una nueva marca personal con 36 puntos, aparte de conseguir cinco rebotes y otorgar cuatro asistencias para cerrar el telón de la noche con porcentajes de 50%, 58.3% y 100% en tiros de campo, tres puntos y tiros libres (respectivamente).

Como se puede apreciar, varios son los jugadores que dieron un paso al frente para irse turnando la batuta de “estrella”. Algo que hizo esto posible fueron las recuperaciones de varias lesiones, las cuales, estuvieron molestando a distintas figuras antes del parón de temporada, como el caso del catalán Marc Gasol, quien se ha convertido en una pieza fundamental en la protección del aro y, en momentos, con explosiones ofensivas. El equipo pudo llegar completo y en un gran estado físico a la burbuja, escenario muy diferente al de otros equipos y esto puede significar una buena ventaja sobre rivales.

Tener la plantilla completa le ha dado la posibilidad al “coach” Nurse de poder adaptar al cuadro dependiendo del rival, haciendo rotaciones y poniendo en función a sus ya mencionados mecanismos que los posicionaron como uno de los mejores equipos en ejecutar defensas de zona, tan solo se encuentran detrás de su último rival (Heat de Miami). Sin embargo, los playoffs son algo muy diferente a la temporada regular y más ahora sin poder jugar en casa con tu afición en las gradas. Por lo que Pascal, Lowry y compañía tendrán que dar un extra en la etapa final si es que quieren lograr la “sorpresiva” hazaña de repetir anillo.

Pascal Siakam, Kyle Lowry, OG Anunoby, Marc Gasol, Fred VanVleet, Norman Powell y Serge Ibaka son los actores principales de esta película dirigida por Nick y compañía, la cual podría terminar con un final feliz para los de Toronto. Pero antes de llegar a ello, el camino no es tan sencillo ya que cuentan con uno de los calendarios más pesados. Con los Lakers y Miami vencidos, todavía faltan duelos frente a franquicias como Philadelphia, Boston y Milwaukee (el miércoles enfrentan a Orlando Magic a las 19:00 horas tiempo del centro de México).

La variedad que transmite Nurse a la cancha se pondrá a prueba una vez más con esta complicada, pero no imposible tarea y el único objetivo que puede existir para un campeón vigente es defender el titulo. El mundo puede voltear y distraerse con el brillo de las estrellas de la liga, entre tanto los Raptors estarán avanzando en silencio para acercarse cada vez más a la proeza poco esperada.