Los ojos de la NBA han sido testigos de un sinfín de ´robos´ en el pasar de los años del Draft, viendo como algunos jóvenes despegan hasta lo más alto sin importar la carga del menosprecio; o viceversa: presenciar el desengaño de promesas que pintaban para llenar sus galerías de trofeos colectivos e individuales. 

Múltiples leyendas han demostrado que el número de pick pasa a un segundo plano en el momento en el que la feria de jugadores apaga sus luces y la ´offseason´ culmina. Figuras como Clyde Drexler (#14), Steve Nash (#15), Manu Ginóbili (#57) y el mismo Kobe (#13) ni siquiera llegaron a entrar al top 10 de su año, pero eso no significó impedimento alguno para que brillaran entre las estrellas de la liga.

Las nuevas promesas buscarán encontrar un lugar dentro de las duelas norteamericanas este 18 de noviembre. Ahí, observaremos un diferente y cibernético Draft, donde las franquicias pelearán por ejecutar las mejores adquisiciones pensando en el momento actual de cada jugador y en su posible desarrollo.

QUIZÁ TE INTERESE: ISAEL SILVA: MEXICANO EN CAMINO A LA NBA

Sin embargo, en algunas ocasiones el inflamiento mediático puede afectar estas decisiones, dejando atrás a posibles monstruos olvidados precozmente en la sombra popular. En esta ocasión, seguramente ocurrirá algo similar, por lo que repasaremos a los potenciales ´robos´ del Draft 2020.

Aleksej Pokusevski

El serbio de 18 años jugó con el Olympiacos Piraeus y hasta el momento no se espera que cuadre dentro de los primeros picks del año. Sus cartas ofrecen un 10.8 ppp, 7.9 rpp y 3.1 app en la temporada más reciente, donde la mayoría de sus minutos los disputó con el Olympiacos B.

Fortalezas

Con sus 2.14 m de altura, Aleksej manifiesta muy buenas características en la creación de juego y su versatilidad suma una emocionante opción para la liga. Es dinámico en el juego de balón y su confianza detrás de la línea de los tres puntos transmite una probable adaptación rápida al baloncesto actual de la NBA.

Además, su estatura le ha servido de socio tanto al momento de atacar como al momento defender, la ventaja aérea y su dotada visión lo han convertido en un pasador muy efectivo y en un potencial bloqueador, rozando los 2 bpp en la última temporada.

El nacido en 2001 goza de bastante agilidad y técnica para alguien de su tamaño, sintiéndose más cómodo en los aposentos de un jugador perimetral. Es una de las opciones más altas de todo el draft, literal y metafóricamente; mantiene un amplio repertorio de recursos que le permiten funcionar como ´gigante´ base, alero o ala-pivot.

Debilidades

Aleksej guarda el potencial de convertirse en un especialista de los tres puntos, pero hasta la fecha mantiene su porcentaje de triples bajo, rasguñando un 28% cada 36 minutos, por lo que deberá afinar la puntería de continuar con ese estilo de juego.


Otro aspecto negativo es su delgado cuerpo, pocos jugadores con esa complexión llegan a explotar en la NBA. Probablemente eso sea el origen de su inconsistencia a la hora de defender.

En ocasiones, atasca al ataque en auras de intentar demasiado y en dichas circunstancias termina realizando tiros forzados. Pero son detalles que se pueden pulir con el tiempo y gimnasio.

Desmond Bane

Militante de Texas Christian University por cuatro temporadas, Bane se ganó un lugar en el Quinteto Ideal de la Conferencia Big12 durante los últimos dos años. Es uno de los candidatos de mayor edad en el draft, pero es justo por ello que maneja un repertorio de habilidades más amplio que otros prospectos.

Fortalezas

Desmond es un jugador corpulento en el buen sentido de la palabra y posee de una envidiable mira a la hora de buscar los tres puntos, manejando un 43% en larga distancia y siendo este uno de sus mayores fuertes. Durante su estancia en la NCAA, nunca bajó su porcentaje francotirador de un 38%, lo que confirma que es un especialista de triples.

Digno de un estilo feroz, cuenta con una decidida penetración hacia la línea de fondo maquillada de buenos movimientos para eludir defensores. En 141 partidos con TCU, Bane puede presumir de un 50% en tiros de campo, por lo que cabe dentro del calificativo de ser un definidor contundente a la hora de llegar al aro; en la temporada 2019-2020 promedió 16.6 puntos por partido.

El escolta expone lo que hoy representa al juego ´agresivo´ con un footwork prometedor, además de manifestar un buen ´pick and roll´; el 22.1% de sus jugadas han llegado por esa vía.

QUIZÁ TE INTERESE: NBA 20'-21': OPERACIÓN ‘ROBO DEL TRONO’

En la defensiva, Bane también cumple con la tarea y su alto IQ le da una ventaja en ambas situaciones, ataque y defensa. En la pasada campaña también alcanzó a promediar 1.5 rebotes por partido, mostrando a la lectura de juego como otra de las características que guarda en su almacén.

Debilidades

A pesar de ser un gran lector del juego, su falta de explosión le limita a conseguir anotaciones de manera independiente y sus ´cortos´ brazos pueden afectarle en el máximo circuito. Sumando que debe continuar mejorando su manejo si quiere hacerse de espacios frente a defensores más atléticos en la NBA.


No tiene problema alguno en los tiros libres (80% en conversión), pero es de considerar que consigue muy pocas faltas, promediando 1.8 TL en toda la campaña pasada. También deberá trabajar en su versatilidad defensiva para no terminar siendo obsoleto para su futuro equipo en ese aspecto, ya que, debido a su físico, dicha área se le dificulta.

Leandro Bolmaro

El argentino de 20 años regresa al Draft de la NBA, solo que esta vez no planea bajarse del barco, tal como lo hizo en el 2019 en busca de llenar más ojos y aumentar sus posibilidades en un futuro draft. Apegado a su palabra, el último año rompió todos los minutos que pudo en el Barcelona y su lugar en la liga está más cerca que nunca.

Fortalezas

Leandro maneja el balón mientras danza por las duelas y goza de un ´playmaking´ sobresaliente, aprovechando ambas manos. Esto le permite saltar entre las posiciones de escolta y base de manera efectiva. La visión con o sin balón le resulta una herramienta principal en su juego, tal como la de un veterano.

A pesar de no ser un anotador de números estratosféricos, el argentino mantiene un promedio de 16.4 puntos cada 36 minutos de juego y goza de un 45% en tiros de campo. Su adaptación a cada situación le permite ser una navaja suiza como definidor, desde llegar al aro hasta gozar de 'flotadoras'.

Es un jugador que controla la suma entre la velocidad, el manejo y la creatividad, especialmente al momento de penetrar la pintura. Sin embargo, el latinoamericano también gusta de quebrar a la defensa con su faceta de pasador, llegando a promediar 5.9 asistencias cada 36 minutos entre la ACB y la Euroliga.

QUIZÁ TE INTERESE: 

El ´catch and shoot´ igual es un factor a favor del cordobés y su buen movimiento sin balón le facilitan estos lanzamientos. Además, su juego en la defensiva también es de apreciarse. Leandro es intenso e inteligente al momento de defender, logrando casi 2 rebotes por partido.

Debilidades

Al ser un jugador muy joven, todavía peca de decisiones precoces y arriesga mucho. Bolmaro tampoco es un alguien que consiga muchas faltas y, de las pocas que consigue, convierte menos del 70%.

Todos sus destellos de genialidad siguen emanando de un jugador en pleno desarrollo, por lo que sigue en una etapa inmadura en su carrera y esto puede ser un arma de doble filo: dependerá de cómo vaya siendo moldeado.


Leandro sí es un joven atlético, pero no posee la misma masa muscular que otros prospectos en el draft o en la misma liga, cosa que puede resultarle en contra, de no fortalecerse.

Nico Mannion

Mannion fue considerado jugador top 10 de su clase (2019) según ESPN, Scout.com, Rivals.com y más, siendo uno de los prospectos más atractivos para el baloncesto actual. El joven italiano se firmó una temporada de 14 ppp, 5.3 app y 2.5 rpp con los Wildcats de la Universidad de Arizona (2019-2020) y hasta la fecha supera el 80% en tiros libres.

Fortalezas

Es un base de naturaleza pura y la creación de juego es uno de sus atributos más destacables, con una visión, precisión y creatividad prometedora. Nico se ha ganado la estampilla de ser un excelente pasador, adjudicándose el séptimo porcentaje de asistencias más alto entre los novatos de la última temporada (31.5%).

El ´pick and roll´ también entra en las llaves más usadas de Nico a la hora de brillar en la cancha, ya sea asistiendo o anotando él mismo; 40% de sus posesiones provienen de dicha estrategia. El futuro rookie siempre parece encontrar la forma de pasar el balón, por más atascada que esté la zona.

El joven Mannion es un jugador de estatura promedio (1.91 m), algo que lo ha empujado a transformarse en un verdadero especialista con los tiros flotados, una de sus técnicas favoritas y más repetitivas, aunque siempre entregada de formas distintas.

A pesar de que su porcentaje de tres puntos decayó un poco con los Wildcats, lo escrito en el papel no le hace justicia. 'Niccolo' ha mostrado alta finura detrás de la línea de tres durante toda su carrera, logrando un 38% en la AAU y escribiendo un 35% con la U16 italiana. El italiano todavía tiene que perfeccionar su técnica, pero será un seguro cosechador de triples en la liga.


Defensivamente hablando, Mannion es comprometido y efectivo, especialmente con los robos, promediando 1.5 robos cada 40 minutos.

Debilidades

Niccolo posee un alto IQ, pero no cuenta con una explosión ni potencia física. Y a pesar de tener buena altura, sus brazos ´cortos´ le afectan para marcar a los rivales o incluso para ganar rebotes. No logró conseguir un solo tapón en más de 1.000 minutos con su Universidad y apenas rebasa los 2 rpp.


Al ser su técnica favorita, suele sobrexplotar la ´flotadora´ en la mayoría de los partidos y sus porcentajes como definidor son bajos, con un 52%. El segundo porcentaje más bajo de todo su equipo.

QUIZÁ TE INTERESE: NBA 2019-2020: REPASANDO UNA TEMPORADA INOLVIDABLE

Habrá que estar pendientes, ya a menos de dos semanas del Draft, de todo lo que pueda pasar con estos prometedores jugadores.