Los Ángeles Lakers lograron escalar hasta el último peldaño de la NBA para regresar a lo más alto después de una década de ausencia. LeBron James y Anthony Davis se mostraron imparables junto al despertar de jugadores como Rajon Rondo y Dwight Howard, demostrando que el campeonato fue todo menos una coincidencia.


El buen nivel que derrochó el equipo de Frank Vogel dentro de la burbuja de Orlando hizo que distintas alarmas se encendieran en las oficinas de las costas atlánticas hasta las tierras vecinas del océano pacífico. Brooklyn y California encabezan el frente de batalla para arrebatarle la corona al ´rey´.

Las jugadas de papel y pluma se encuentran a la orden del día para reforzar las filas a cara de la temporada 20´-21´ y los Nets, los Clippers y los Warriors de Golden State son quienes más se han frotado las manos en los últimos días de esta ‘offseason´ en busca de evitar que los Lakers repitan corona.

Nets de Brooklyn

Después de la barrida en la primera ronda de playoffs frente a los Raptors de Toronto, los Nets tuvieron que dar un paso atrás, tomar un respiro y sentarse a replantear ciertas cosas. No contar con la presencia de sus dos estrellas más brillantes fue un duro golpe en las posibilidades de la franquicia dentro de la burbuja, pero claramente el banquillo de los Nets no se esperaba una bienvenida a la postemporada de 0-4.


A pesar de las tristezas en Orlando, Brooklyn no tardó en secarse las lágrimas para volver a emocionar a sus seguidores con una nueva incorporación de renombre: oficializaron la llegada de Steve Nash como nuevo ´head coach´. Además, el exentrenador de los Rockets, Mike D´Antoni, suena para formar parte del cuerpo técnico de Steve en el Distrito de Nueva York. No sería la primera vez que estos dos trabajen juntos, ya que cruzaron caminos a principios de la primera década de los 2000 y a principios de la década de los 2010´s en Phoenix y en Los Ángeles, respectivamente, cuando ´Nasty Nash´ todavía rompía las duelas.

No obstante, Irving y KD no consideran que Nash esté capacitado para estrenarse como entrenador. “No nos veo teniendo un entrenador jefe” comentó el base de los Nets en el nuevo podcast de su compañero Durant, ´The Etcs´. A lo que KD completó la idea denominando a la siguiente temporada como un “esfuerzo colectivo” entre el cuerpo técnico y los jugadores.

Aparte de la reconstrucción en el banquillo, los Nets buscan culminar su faceta de mercado con la consagración de un ´Big-Three´. La institución de Long Island se estaría planteando dejar ir a ciertos jugadores como Jarrett Allen y Spencer Dinwiddie a cambio de hacerse con los servicios de Paul George. Así, PG13 podría recuperar su mejor nivel junto a nada más y nada menos que Kevin Durant y Kyrie Irving. De convertirse en realidad todos los rumores, los Nets se transformarían en una de las franquicias más equipadas para ponerse al ´tú por tú´ ante unos Lakers que pintan para dominar la liga.

Los Ángeles Clippers

Si alguien se montó un papelón dentro de la burbuja de Orlando son los L.A. Clippers. El mundo del baloncesto esperaba una final de conferencia entre los liderados por Kawhi Leonard y las filas del ´rey´ LeBron, pero todos conocemos cómo terminó esa historia. Luego de la histórica derrota ante los Nuggets, se le mostró la puerta de salida al coach Rivers para ascender como dueño del banquillo a Tyronn Lue y comenzar una nueva etapa en la institución.

Asimismo, la salida de Paul George sería todo menos un acto de castigo por sus actuaciones en la postemporada. El meollo principal del arribo de PG13 a los Nets significaría la llegada de James Harden al equipo angelino. Esto sería a consecuencia de los abandonos de Mike D´Antoni y del ´general manager´ Daryl Morey.

Sin embargo, Tilman Fertitta, dueño de los Rokcets, asegura que la dupla de Westbrook-Harden es intocable por al menos dos años más. Aunque, la franquicia costera supuestamente empujaría con fuerza a este triple traspaso, el cual también abonaría la salida del escolta Landry Shamet.

Con la bienvenida de ´la Barba´ a los Clippers, éstos serían sin duda una de las instituciones más temidas de la liga, con Kawhi Leonard, James Harden, Lou Williams, Montrezl Harrel y Beverley sumando una ecuación fenomenal. Además, en caso de no mover ninguna pieza, el cuadro sigue siendo un fuerte contendiente al título de la mano de la ‘Garra’.

Golden State Warriors

Muchos de los aficionados se quedaron con las ganas de ver a los Warriors de Curry en la burbuja de Orlando. Lamentablemente, eso no ocurrió y el baloncesto tendrá que esperar hasta finales de diciembre del presente año para apreciar a los dirigidos por Steve Kerr. 

Aunque Golden State no peleó por el título 19´-20´, el equipo ha aprovechado todo este tiempo para descansar a sus jugadores, incluso para tratar con el máximo cuidado la recuperación de Klay Thompson.

Por su parte, Curry se ha entrenado alejado de sus compañeros para afinar su arma más letal, el tiro de media y larga distancia. Su entrenador personal, Brandon Payne, explicó que los entrenamientos del dorsal 30 de los Warriors han sido “llevados al borde de la locura” y la preparación del dos veces MVP es con la mentalidad de reconquistar la NBA.

Además, la franquicia californiana se ha visto envuelta en distintos rumores acerca de la incorporación de jugadores veteranos como Dwight Howard y Marc Gasol, aunque este último es más probable que regrese al viejo continente para jugar con su natal Barcelona

Aunado a los murmullos veteranos, los Warriors apuntarán por la vía de una buena incorporación joven, ya que poseen el segundo pick del siguiente Draft y promesas como el israelí Deni Avdija, el escolta de la Universidad de Florida State, Devin Vassell o el pívot de Memphis, James Wiseman, se presentan como posibles incorporaciones.

A pesar de que no toda la habladuría se concrete, la institución de San Francisco se empieza a forrar de grandes planes y estrategias, desde la factible llegada de un veterano hasta la suma de una promesa drafteada. Kerr, Curry y Klay se verán posicionados en la lupa de la NBA para esperar una reacción dominante y no dejar que LeBron les vuelva a arrebatar un anillo.

¿Un título con asterisco?

Sin duda la burbuja terminó con opiniones encontradas, manifestando desde una postura que no fue un título que realmente ´contara´ debido a todos los obstáculos y ausencias que sufrió la temporada 2019-2020. En el otro lado del debate, se podría decir que fue un campeonato muy complicado gracias a los mismos factores, pero, a fin de cuentas, el anillo quedó y quedará registrado en los libros de historia de la liga.

Además, los actuales campeones de la NBA mostraron un baloncesto que respalda su conquista y los comentarios negativos podrán quedar silenciados con los resultados de la siguiente temporada. Si los Lakers no logran un dominio tan claro como el de la burbuja, se otorgará la razón ante quienes desacreditan a la campaña refugiada en las instalaciones de ESPN/Disney. De lograr un ´Back to back´, los Lakers reafirmarían a lo que podemos denominar como una nueva era de dominio para la franquicia bañada en dorado y morado.