Los días pasaron, las semanas se terminaron y se logró lo que por un momento parecía ser imposible: concluir la temporada 2019-2020. Mucho se ha vivido en el actual año y las situaciones anormales convirtieron a la septuagésimo cuarta campaña de la competición en una de las más extrañas en la historia de la NBA. Desde un parón internacional hasta tristes despedidas, las duelas del deporte ráfaga lograron continuar la marcha de manera estoica para concluir con la consagración de un campeón

Una 'temporada como cualquier otra'

Todo comenzó de forma relativamente normal en octubre del año pasado, siendo la primera temporada desde el retiro de grandes figuras como Dwyane Wade, Tony Parker y Dirk Nowitzki. Los primeros cinco meses caminaron rectos ante lo planeado e incluso se llegó a jugar la edición 69 del All-Star Game en febrero 2020 sin molestias, en donde Chicago se vistió de sede por tercera ocasión en su historia.


Desde el inicio de temporada las emociones se manifestaron con un comienzo histórico para jugadores como Luka Doncic y el actual MVP, Giannis Antetokounmpo. Ambos llegaron a promediar un PER (Clasificación de Eficiencia del Jugador, por sus siglas en inglés) de 33.3 en el mes de noviembre del año pasado, lo que hubiera significado una marca histórica de continuar así. Además, los Raptors desmentían a la “resaca de campeón” y los Grizzlies pedían lugar en la mesa de los grandes de la mano de Ja Morant, actual Rookie del año.

QUIZÁ TE INTERESE: LA RESURRECCIÓN DE LOS ÁNGELES LAKERS

Fueron entre 63 y 67 los partidos que jugó cada equipo en el transcurso de la temporada regular, acercándose a la etapa de playoffs por tan solo unas semanas. Las cosas no pintaban tan diferentes a como terminaron ya que los Lakers mantenían un buen dominio en la Conferencia del Oeste, seguidos por los Clippers, Denver, Houston y el Thunder; mientras que, por el otro lado, Milwaukee lideraba con el mejor récord de la liga en el Este, con los Raptors, Celtics, Pacers y Miami detrás.

La despedida de Kobe y Gianna

Un acontecimiento que paralizó no solo al ambiente deportista, sino que, al mundo completo, fue el triste fallecimiento de Kobe Bryant y de su hija, Gianna (junto con otras siete personas). Claramente esto originó múltiples sentimientos entre los jugadores de la liga, quebrantando a unos y motivando a otros para continuar con su legado.

El trágico accidente en helicóptero, aquel 26 de enero del 2020, significó un parteaguas en la temporada 2019-2020. La mentalidad Mamba potencializó su inspiración dentro y fuera de las duelas, algo que se pudo transmitir en el homenaje que se les rindió a Kobe y a Gianna en el Staples Center, donde estrellas y leyendas de la NBA se reunieron para despedirse de un histórico de la liga.

Suspensión Obligada

El 11 de marzo del 2020 ocurrió lo impensable: el comisionado Adam Silver oficializó la decisión que congeló a la NBA durante más de cuatro meses. El mundo entero probó un trago amargo ante la pandemia del Covid-19 y el baloncesto no fue la excepción, convirtiéndose en la primera liga deportiva en pausar acciones. Tanto aficionados como jugadores y staff tuvieron que resguardar sus ganas de visitar a los aros más competitivas del deporte ráfaga en momentos de incertidumbre y sin conocer una fecha de regreso.


Mientras pasaron los días, se llegó a proponer la culminación de la temporada para salvaguardar la salud de las personas involucradas en una posible reactivación a puertas cerradas. Esto pudo significar una decisión crucial que se quedaría en los libros de la liga, terminando la campaña sin equipo coronado.

QUIZÁ TE INTERESE: MIAMI HEAT: LOS ‘BAD BOYS’ DE ESTA DÉCADA

Entre rumores y posibles reactivaciones, los aficionados del baloncesto fueron testigos de cómo la mayoría de los jugadores se internaron en entrenamientos individuales de exigencia brutal. En consecuencia, se pudieron apreciar cambios físicos sobresalientes, tales como el de “La Barba” Harden, Marc Gasol y el de Nikola Jokic, quien cerró de forma excepcional la campaña. Además, diferentes franquicias aprovecharon el tiempo muerto para pisar a fondo el acelerador de entrenamientos físicos y la prolongación permitió recuperar a jugadores lesionados como Russell Westbrook.

The 'Last Dance'

Cuando todo parecía estancarse en un largo periodo sin el baloncesto, llegó como anillo al dedo la miniserie documental The Last Dance (El Último Baile), de la leyenda viviente Michael Jordan. Fueron 10 capítulos, dos lanzados semanalmente desde el 19 de abril del actual año, los que nos permitieron revivir una de las etapas de oro más brillantes en la historia del deporte con los Bulls de los 90´s.

Distintos sentimientos recobraron vida con las imágenes que se mostraron en la travesía de los seis campeonatos de aquel equipo de Chicago encabezado por The Goat MJ, Scottie Pippen, Rodman, Horace Grant, Steve Kerr, Toni Kukoc y muchos más nombres de peso pesado, sin olvidarse del “Zen Master” Phil Jackson. 

La Burbuja de Orlando

Luego de pasar una estación de sequía baloncestista, las esperanzas de volver a gozar de la liga más importante de básquetbol en el mundo regresaron gracias a los acuerdos realizados entre el comisionado Silver y los ‘General Managers’, dictaminando la reactivación de la NBA el 30 de julio del 2020, con 22 de los 30 equipos.

Es de señalar que las instalaciones del “ESPN Wide World of Sports Complex” se transformaron en la nueva casa de la NBA. Las buenas prácticas ante el coronavirus, la eficiente planeación y la positiva disposición de la mayor parte de las instituciones combinaron los factores necesarios para que la temporada lograse reiniciar. 

Aunque la Burbuja de Orlando funcionó de forma eficaz, lastimosamente los aficionados tuvieron que continuar manteniéndose alejados de las duelas, ya que el proyecto se vio obligado a forjarse con ciertas restricciones debido a la pandemia. A pesar de que más personas se encontraban en sus hogares, irónicamente el rating de los partidos sufrió un notable descenso, rebasando un negativo 50% en un punto.

Nuevas Caras

La burbuja nos entregó revelaciones satisfactorias, mostrando que el futuro de la NBA está en buenas manos. Jugadores como Jamal Murray, Donovan Mitchell, Luka Doncic y Tyler Herro explotaron todo su nivel, especialmente durante la postemporada mientras destruían marcas históricas.

Las estrellas de la liga comienzan a rasguñar años veteranos por lo que las buenas actuaciones de múltiples jóvenes promesas, como los mencionados anteriormente, iniciaron un nuevo debate acerca de quién o quiénes serán la nueva cara de la liga en años venideros. Hasta el momento, “The Greek Freak” se ha mantenido como uno de los favoritos para suplir al ‘Rey’ LeBron, pero la falta de campeonatos puede cobrarle factura si no aprieta el paso. 

Lo extra-cancha

Mientras todo marchaba cual lo planeado en Orlando, Estados Unidos enfrentó momentos de conflictos sociales. Esto rebotó dentro de las duelas de la NBA debido a que una gran cantidad de jugadores de la liga toman la batuta al momento de realizar acción social y esta no fue la excepción.


Los juegos de postemporada Bucks-Magic, Rockets-Thunder y Lakers-Blazers fueron pospuestos después de que los jugadores decidieron ejecutar su propio parón de liga en un acto de solidaridad por los distintos casos de brutalidad policiaca que enfrenta el país.

En ese momento se volvió a proponer el terminar la temporada antes de lo planeado y sin campeón en pro de la acción social. Al final, como todos saben, los playoffs continuaron y se siguieron regalando emociones mientras se utilizaban las distintas plataformas de transmisión como un medio de concientización.

Final de temporada

A pesar de todos los acontecimientos, parones de liga, una pandemia y más, la temporada 2019-2020 logró culminar esquivando todas las posibles suspensiones y manejando las distintas situaciones de una gran forma. 

Tras tiempos difíciles, el 2020 nos regaló unos playoffs realmente competitivos y repletos de nuevos récords, como el de más puntos anotados entre dos rivales en una serie de postemporada, con Jamal Murray y Donovan Mitchell alcanzando sumar 475; mayor cantidad de puntos en debut de playoffs para Luka Doncic, con 42; la hazaña de Giannis, promediando 30 puntos, 15 rebotes y 5 asistencias en una serie de postemporada desde que Elgin Baylor lo consiguió por última vez en 1968 vs los Bulls de Chicago.

Para cerrar con broche de oro, los Lakers lograron alcanzar un anillo para conmemorar al fallecido Kobe, diez años después de que Mamba consiguiera el último título de la franquicia de la mano de Pau Gasol. LeBron pudo conseguir una revancha personal en su temporada 17 y Anthony Davis dio el primer paso para conseguirse un lugar a lado de nombres como Magic Johnson y Kareem Abdul-Jabbar.

Además, Miami demostró que está de vuelta para competir por la liga en los próximos años, si es que continúa demostrando el nivel de la reciente postemporada. Equipos como el Jazz de Utah, los Nuggets de Denver y los Mavericks de Dallas evidenciaron estar en una etapa interesante de su historia, la cual puede germinar en campeonatos en un futuro no tan lejano.

QUIZÁ TE INTERESE: LA “INESPERADA” EVOLUCIÓN DE JIMMY BUTLER

Con la campaña finalizada, se comprobó que no existe mal que por bien no venga y todo lo ocurrido dio como resultado unos playoffs diferentes, dinámicos y entretenidos. El único factor que faltó para que la ecuación estuviera completa fueron los aficionados, pero con paciencia y fortuna, la próxima temporada recibirá con los brazos abiertos al público del baloncesto.