Damian Lillard volvió a ser tendencia esta semana, ¿Por qué? Pues el base de los Blazers anotó 61 unidades en la victoria de su equipo 134-131 ante los Mavericks.

Con esto, Dame se convirtió en el segundo jugador además de Wilt Chamberlain en conseguir 60 puntos o más en tres juegos de una sola temporada de NBA, situación que ni Jordan ni Kobe pudieron lograr.

Y es que lo del nacido en Oakland es de resaltar, pues se ha convertido en una de las grandes figuras en la liga con sus actuaciones en la duela, incluso hay quienes le encuentran un parecido al ya fallecido Kobe Bryant.

"Mamba Mentality"

Fue Raja Bell, ex jugador de NBA, quien mencionó ciertas similitudes y se atrevió a decir que Damian es lo más cercano a Kobe en la actualidad.

En un episodio de The Ringer NBA Show, Bell afirmó que la mentalidad de ambos era muy parecida pues siempre salían con el mismo “instinto asesino”.

Incluso la actuación de Lillard en el partido de homenaje a Black Mamba fue increíble, hizo 48 unidades para que los Trail Blazers se impusieran a los Lakers 119-127.

“Es bueno que hayamos tenido que competir, y por supuesto que salir ganador es positivo, pero no creo que nadie pueda irse de la cancha en este momento sintiéndose ganador”.

Las declaraciones muestran a un jugador competitivo, respetuoso y consciente de lo sucedido con Kobe Bryant y su familia.

Incluso recordó una anécdota de cuando se enfrentó a Kobe:

"Bryant la estaba rompiendo y en una acción se fue a la línea de tiros libres. Ellos necesitaban esos simples. Le dije: 'Kobe, solo necesito que erres uno'. Él me ignoró, se mantuvo concentrado y convirtió ambos lanzamientos”. Le palmeó la espalda y dijo: "Este no es mi primer rodeo, novato”.  

Sin duda alguna son jugadores diferentes en su faceta de juego pero en el tema de mentalidad y pundonor en la duela son muy similares. La competitividad, las ganas de ganar y empujar a su equipo son actitudes que dejó Kobe en el basquetbol y el deporte en general, parece ser que Damian Lillard fue un buen aprendiz y esperaremos ver esa misma actitud cada vez que salga a jugar.