Se viene una encrucijada en el camino para los de Golden State esta campaña: ¿Ganar ahora o lanzar los dados con los jóvenes e intentar construir para el futuro?


Jordan Poole, Andrew Wiggins y Draymond Green querrán extensiones de contrato este año por más dinero, lo cual, podría complicar las cosas para una franquicia que ya estuvo 500 millones de dólares por encima del tope salarial.

Ya vimos a dos jugadores clave salir para ser pagados: Otto Porter y Gary Payton II; el tema es: ¿pagarle a Green, Wiggins y Poole y posiblemente dejar ir a los jóvenes? O ¿confiar en la evolución de Wiseman, Kumminga y Moody?


Creo que existe un punto medio. Draymond Green seguramente firmará su extensión, el tema es que lo más probable es que Wiggins y Poole ya no estén en el equipo, posiblemente esta misma temporada si es que los Warriors quieren recuperar algo por ellos.


Ya aprendimos que las ventanas para títulos son más efímeras de lo que pensamos.