Tras un mes de cobertura del equipo de los Nets de Brooklyn, logré llegar a la siguiente conclusión: el equipo, sin Kyrie Irving, es uno de los favoritos al título, pero todavía tiene muchos puntos flojos que ajustar si quiere ser considerado ‘el favorito’.

Por mis barbas

James Harden es el factor clave en esta ecuación. Candidato al MVP la temporada anterior, ‘La Barba’ se ha topado con una pared en este arranque de campaña debido, entre varias cosas, al cambio de reglas, el cual, permite mucho más contacto y elimina las ‘Non-Basketball Moves’, de las cuales James Harden vivía para llegar a sus altísimos promedios de unidades.


De hecho, su entrenador Steve Nash, adjudicó el lento arranque de su jugador a un proceso de ajuste donde siente que Harden ‘está pensando más que jugando’ pero que eso se irá puliendo partido a partido.

“James no tuvo el mejor partido contra Pistons, pero previo a eso se le vio con más confianza, con más ritmo. Siento que está pensando mucho, pero eso es normal al empezar la temporada”. 

Tras nueve encuentros, Harden promedia algunos de los números más bajos de su carrera: 17.7 puntos, 7.4 rebotes y 9 asistencias. Todavía falta mucho de la campaña y como bien dice Nash ‘el proceso es poco a poco’ y que Harden recupere su mejor forma es absolutamente necesario para que este equipo pueda levantarse como campeón de la NBA al final de los playoffs.

Kevin Durant es 1A

Kevin Durant es el mejor jugador del planeta. Ni Giannis, ni LeBron, ni Steph. Ninguno tiene la capacidad hoy en día de hacer lo que KD hace cuando está totalmente enfocado. Es más, me atrevería a decir que se pueden contar con los dedos de una mano a los jugadores EN LA HISTORIA DE LA NBA que podrían tener una oportunidad de intentar detener la producción de Durant.


Ya solo con eso es más que suficiente para que estos Nets sean serios contendientes. Ahí van sus promedios: 28.3 pts, 8.8 rebotes, 5.2 asistencias tirando 62% en efectividad desde el campo. Y eso que sus números detrás del arco están por debajo de su promedio (36% este año comparado a un 38% en su carrera).

Patty Mills y Blake Griffin son los factores X

El fichaje de Patty Mills a los Nets no es el que más sonó en la ‘offseason’, pero es uno de los que más impacto ha tenido. El australiano es una máquina de meter triples, un líder y un jugador de rol que encaja perfecto con lo que necesita este equipo de Brooklyn. Mientras más importantes sean los encuentros, más escucharemos de Patty. No me sorprendería que termine teniendo un rol similar al de Fred VanVleet en aquel título de Toronto hace unos ayeres.

Por su lado, Blake Griffin ya mostró en la postemporada anterior lo importante que puede llegar a ser en duelos individuales en contra de monstruos del estilo de Giannis Antetokoumpo ante la clara falta de centros de calidad en el equipo neoyorkino. Griffin entendió a la perfección su rol con este equipo: defender a un alto nivel, comenzar un poco de la ofensiva y ser la ‘chispa’ que muchas veces hace falta para encender el fuego de un título.