Dentro del deporte ráfaga, una persona de estatura promedio se vería como una hormiga comparada con los jugadores que militan dentro de la élite del baloncesto. La mayoría de los atletas pertenecientes a esta disciplina cuentan con una altura prominente, pero incluso aquí existen gigantes dentro de los grandes.

En las páginas de la historia de la NBA se pueden leer los nombres de ciertos jugadores que rebasan la estatura “normal” de la liga, impresionando a más de uno con su gran altura. Por eso, aquí me di la tarea de traerte a los 8 jugadores más altos de la historia de la NBA:

8. Pável Podkolzin (2.26m)

Ciertamente este jugador ruso no tuvo mucha suerte en la NBA puesto que solo disputó seis encuentros en la liga. Pável llegó a territorio estadounidense en el 2004 drafteado por Utah Jazz, pero fue traspasado a los Dallas Mavericks de manera inmediata. El gran tamaño y peso del jugador no le permitían competir contra la veloz dinámica y el nivel de la liga norteamericana. Al no encontrar éxito durante las dos temporadas que formó parte de los “Mavs”, Podkolzin regresó a su país natal para integrarse al baloncesto ruso, donde actualmente porta los colores del PSK Sakhalin de la Superliga de Baloncesto de Rusia (2da División).


7. Tacko Fall (2.26m)

El senegalés pertenece a las filas de los Boston Celtics desde el año pasado (2019), aunque mantiene un contrato que no le asegura su estancia en la NBA para la próxima temporada. Tacko tiene la etiqueta del jugador más alto de la actual liga, lamentablemente no ha gozado de muchas oportunidades y por obvias razones la pandemia detuvo su posible crecimiento como jugador profesional. Antes de llegar al máximo circuito, el jugador de 24 años formó parte de la plantilla de los UFC Knights de la Universidad de Florida Central. Fue elegido Jugador Defensivo del Año de la American Athletic Conference en su última temporada con el equipo universitario.

6. Chuck Nevitt (2.26m)

Con nueve temporadas en su baúl, Nevitt llegó a la NBA en 1982 con los Rockets. No obstante, no fue su único equipo ya que “Chuck O´Cheese” se coronó con los L.A. Lakers en el 85', siendo el campeón solitario de esta lista de jugadores. Chuck era muy apreciado por el público, principalmente porque su presencia en cancha significaba victoria segura, convirtiéndose como en una especie de amuleto para sus equipos. Gracias a lo anterior, durante su paso por los Detroit Pistons se le consagró con el apodo de “The Human Victory Cigar” (El Puro de la Victoria Humano) como referencia a la costumbre de la leyenda Red Auerbach de prender un cigarro cuando su equipo aseguraba una victoria. En las filas de los Pistons también denominaban a los últimos minutos de un encuentro como “Nevitt Time” (Tiempo Nevitt).


5. Sim Bhullar (2.26m)

Gursimran Bhullar fue el primer jugador de descendencia india en pisar las duelas de la NBA. Aunque solo haya jugado tres partidos con los Sacramento Kings en el 2015 como una especia de marketing, Sim podría ser el jugador más grande en visitar la NBA si contáramos la altura y el peso, ya que, además de medir 2.26m, el indio-canadiense pesó alrededor de 166 kilos. La enormidad del atleta no le permitió continuar su carrera profesional en territorio estadounidense, por lo que emprendió vuelo a la liga china en el 2016. Sim aterrizó en el equipo Dacin Tigers para después convertirse en jugador de Guangxi Weizhuang en el 2017, donde se ha convertido en uno de los referentes de la liga asiática.


4. Yao Ming (2.29m)

Fiel a los Houston Rockets durante toda su carrera, Yao Ming pisó las duelas del mejor nivel del baloncesto por ocho temporadas. Llegó a promediar 19 puntos, 9,2 rebotes y 1,9 tapones por partido, además de haber sido el jugador más alto en participar en un All Star, evento al que fue invitado en siete ocasiones como titular. “La gran muralla” logró que en su país (China) se comenzaran a abrir las puertas al deporte ráfaga, empujando a que el país asiático desarrollara más sus ligas locales, lo cual es solo alguna de las cosas que lo posicionaron como embajador de la NBA en su país de origen.

Yao es otro de los jugadores que han dedicado gran parte de su tiempo y dinero a eventos benéficos en su vida “postNBA”, tal como el programa de la NBA Baloncesto Sin Fronteras. Durante una conferencia de prensa, se viralizó una fotografía donde se muestra el exjugador muy sonriente, lo que ocasionó que Yao se convirtiera en un “meme” y es por eso que probablemente su cara sea familiar para muchas personas.

3. Shawn Bradley (2.29m)

“The Stormin´Mormon” fue elegido por los 76ers en el Draft de 1993, donde militó hasta 1995 para después mudarse a los entonces New Jersey Nets. En 1997 se despidió de New Jersey y llegó a los Dallas Mavericks, franquicia donde pasó sus mejores momentos. Gracias a su altura, en sus primeros años se posicionó como uno de los mejores tapadores de la historia, logrando conseguir distintos récords en sus doce temporadas dentro de la NBA.

El nacido en Alemania es perteneciente a la lista de jugadores con más tapones en la historia de la liga, con la marca de 2, 119 tapones en 832 juegos y un promedio de 2,55 tapones por partido. Bradley también realizó una aparición en la pantalla grande debido a su participación en la famosa película protagonizada por Michael Jordan, Space Jam.

2. Manute Bol (2.31m)

Compañero de Muggsy Bogues (jugador más pequeño en la historia de la NBA) en los que fueron los Washington Bullets, Manute se queda con el segundo puesto de la lista por tan solo unos cuantos milímetros. En su primer año, el sudanés logró batir el récord de tapones para un rookie, con la marca de 4,9 (mayor registro de tapones en una temporada).

Manute tuvo una carrera nómada durante sus once años en la NBA, saltando entre los equipos Washington Bullets, Golden State Warriors, 76ers y Miami Heat hasta 1995, cuando dejó la liga norteamericana. El padre de Bol Bol (actual jugador de los Denver Nuggets, asignado a los Windy City Bulls de la G League), tenía un corazón proporcional a su altura, ya que gastó prácticamente todo el dinero que obtuvo en su carrera como deportista en obras benéficas dentro de Sudán.

1. Gheorghe Muresan (2.31m)

El rumano ex Bullet se encuentra en los libros como el jugador más alto en pisar las duelas de la NBA. Arañando los 2.32m, Muresan llegó al baloncesto estadounidense con los antiguos Washington Bullets en 1993 después de haber sido un referente de ligas europeas. Durante las seis temporadas que perteneció al máximo circuito, Muresan demostró ser dueño de una gran calidad que le permitió ser elegido como el Jugador Con Mayor Progreso en la campaña 1995-96.

Aunque las lesiones siempre persiguieron al rumano, quien tuvo sus últimos momentos de NBA con los desaparecidos New Jersey Nets. A diferencia de otros jugadores, el tamaño masivo de Gheorghe es a causa de la acromegalia. Algunos datos interesantes fuera del baloncesto: Muresan fue el actor principal de la película “My Giant” (1998) y también tuvo participación en el video musical de la canción “My Name Is” del artista Eminem.