Esteban Roacho Amador es la nueva joya mexicana con el talento y el camino en frente para llegar a la NBA. Roacho, de 18 años, es oriundo de Cuauhtémoc, Chihuahua y se consagró como uno de los mejores prospectos latinoamericanos durante el evento “Basketball Without Borders” durante el fin de semana de estrellas en Chicago al ganarse el MVP defensivo.

El guardia (puede jugar tanto de base como de escolta) no pasó desapercibido y, con base en esfuerzo, sacrificio y talento, firmó con el Panola College en el estado de Texas donde jugará su baloncesto colegial en la División 1 de la NJCAA (asociación encargada de dirigir los departamentos atléticos de los community colleges y junior colleges a diferencia de la NCAA) a partir de la temporada 2020-21.

“Desde que entré a la Academia, siempre había tenido la mentalidad de llegar a la Universidad o a un College de Estados Unidos. Ese siempre fue mi objetivo y lo ha sido desde el primer día. No necesariamente tienen que ser los estadounidenses o canadienses. Un mexicano también puede.”, destacó Roacho en entrevista para BolaVip.

Los “Ponies” de Panola

Durante la temporada 2019-2020, los “Ponies” de la Universidad de Panola terminaron con un récord de 19 victorias y 12 derrotas con una marca de 10-9 en juegos de conferencia. Roacho estará bajo el liderazgo del entrenador Aaron Smith, quien fue apuntado entrenador el nueve de mayo de 2019 y quien tiene reputación de ser un ‘coach’ con equipos defensivos y de alta intensidad.


Los ídolos de Roacho

Durante la misma entrevista con Bolavip, Roacho Amador también habló de sus ídolos y modelos a seguir durante su trayectoria como basquetbolista.

“Como yo vivía en México, siempre seguía las figuras de aquí, como a Jorge Gutiérrez que fue un jugador que llegó a la NBA y también es de Chihuahua. De la NBA siempre vi a los jugadores bases que eran como yo sin ser tan atléticos, pero que sí sabían pensar el juego como Chris Paul, Rajon Rondo, Jason Kidd, Steve Nash, ese tipo de jugadores”.

De esta forma, el oriundo de Chihuaha tendrá que esperar para su debut debido a la actual situación que viven los deportes colegiales en Estados Unidos debido a la pandemia del coronavirus.