Los Nuggets de Denver se consolidan cada vez más como fuertes candidatos al título. Hasta el día de hoy, son uno de los equipos más completos en cuanto a las variantes que ofrece el roster bajo las riendas de Michael Malone. Después de hilar dos victorias consecutivas frente a favoritos como los 76ers y los Clippers, es una obligación preguntarse dónde se posiciona Denver en la carrera por el Larry O´Brien realmente.

Además, no podemos olvidar que la franquicia de Colorado fue una de las ganadoras (si no es que la más) del intenso día del ´deadline´. Las últimas semanas estuvieron relativamente tranquilas en el mercado, pero la ola del cierre le arrojó un par de peces gordos a los de Denver. Fortaleciendo así el sistema del equipo y, tal vez, otorgando la cereza en el pastel para que los Nuggets peleen por su primer anillo.

No cometer errores del pasado


Las dos últimas campañas, los ´pepitas´ han cosechado buenas temporadas regulares, terminando segundos (2018-2019) y terceros (2019-2020). Pero a la hora de la hora, las esperanzas de consagrarse como campeones se derrumban en los playoffs.

La temporada anterior, Denver emocionó a la liga con dos remontadas históricas ante el Jazz de Utah y los Clippers, ambas series de siete juegos. Sin embargo, al final llegaron a otras finales de conferencia para regresar a casa con el mismo resultado: perder contra los Lakers (los Nuggets han llegado a cuatro finales de Conferencia del Oeste, perdiendo tres frente a Los Angeles Lakers; 1985, 2009 y 2020).

Aunque el funcionamiento del roster de Mike Malone ya era eficiente, el equipo todavía dependía (casi totalmente) en que la dupla Jokic-Murray tuviera una buena noche. Por lo que defenderse ante la institución de Colorado no era indescifrable. Las opciones desde el banquillo tampoco representaban un impacto inmediato en la duela y medirse a equipos con múltiples superestrellas complicaba la ecuación.

Para dimensionar un poco la Jokic-Murray dependencia que hubo en los playoffs de la 19-20, la pareja anotó 405 puntos en la serie vs el Jazz (4-3), 329 contra los Clippers (4-3) y redujo la cuota hasta 234 en las finales de conferencia ante los de amarillo y morado, donde acabó su estancia en ´la burbuja´ de Orlando (1-4).

Rotaciones


A diferencia de años pasados, la cantidad y la calidad lograron masificarse en las filas de los Nuggets. Las variantes que el coach Malone ahora posee permiten que su sistema de rotaciones sea uno de los más efectivos de la temporada. 

“Tenemos uno de los equipos más profundos de la liga, tenemos muchachos que entran y salen y tienen un impacto específico. Creo que nos sentimos cómodos los unos con los otros, la química simplemente entra en acción”, comentó Jamal Murray en rueda de prensa, luego de la victoria ante los Clippers.


Jugadores como Facundo Campazzo entregan un respiro para los titulares, ya que cada ves que entra a la duela entrega un nivel e intensidad respetable, ganándose cada vez más la confianza tanto ofensiva como defensivamente. Sus números todavía no son algo estratosféricos, pero el IQ que desarrolla en el juego es de alta efectividad en momentos decisivos. (5 ast, 6 pts y 1 robo en la victoria frente a Atlanta).

El veterano Paul Millsap es otro que ha tenido que tomar un papel (todavía más) secundario esta temporada, pero los 23 minutos por juego han servido para que el ala-pívot de 36 años apoye al equipo ingresando desde la banca (9.6 pts, 4.9 reb y 1.8 ast con 50.9% en TC). Así, cuando los titulares toman descanso, el control del partido permanece en su mayoría y las responsabilidades se reparten de forma más equitativa.

Fin de la dúo-dependencia

Uno de los detalles más importantes para que Denver se sienta más cerca de estrenarse como campeones es el término de la dependencia pseudo total a Murray y Jokic. Ambos siguen siendo las piezas principales del proyecto, pero la ayuda que están recibiendo esta temporada, en comparación de anteriores, es muy significativa.

Alguien que se ha portado a la altura de las circunstancias es Michael Porter Jr, quien tal vez no había podido encontrar un nivel estable por sus problemas de espalda, pero actualmente está siendo una daga en el ataque con 12 juegos de 20 puntos o más (16.6 ppp, 53.6% en TC y 45% en triples).

Además, el joven de 22 años empieza a tener mayor responsabilidad defensiva. “Tengo que darle mucho crédito, Michael ha mostrado un tremendo crecimiento en ese extremo de la duela (defensivo). Los juegos que destacan para mí son Charlotte, midiéndose contra alguien como Gordon Hayward; y New Orleans, contra Brandon Ingram. Incluso tarde (en el partido) hubo una posesión donde Kawhi intentó ir tras él con 6-7 dribles de aislamiento y Michael logró mantenerse”. Así lo reconoció el head coach de Colorado, Mike Malone.


Por su parte, Will Barton es otro de los beneficiados de este actualizado sistema de rotaciones, ya que las nuevas incorporaciones le han permitido atacar desde temprano al aro. En sus tres últimos juegos, la mayoría de sus puntos llegaron en el primer cuarto. Hasta el momento, Will promedia 12.2 pts, 4.1 reb y 3.1 ast en 41 encuentros.

El nuevo quinteto

El arribo de Aaron Gordon ha sido un verdadero parteaguas para la institución. Sin reaccionar de más o demeritar a los otros jugadores, AG llegó para completar el rompecabezas de los Nuggets. Diferente a su rol en el Magic, Malone le ha otorgado más responsabilidades al californiano en el patio trasero de la cancha y el dorsal 50 ha cumplido con la tarea.


Desde la llegada de Aaron, los ´pepitas´ cosechan una marca de 3-0, y aunque todavía es muy temprano para empezar a medir el impacto del ex Magic en el equipo, sin duda ya se hace notar con puras emociones positivas de su rendimiento. Gordon promedia 11 puntos, 4 rebotes, 2.7 asistencias, 1.7 robos, 0.7 tapones y 57.7% en tiros de campo en 28 minutos como Nugget.

El apoyo defensivo y su atletismo anotador era lo que Denver necesitaba, logrando que tanto Barton como MPJ puedan soltarse más hacia el ataque. Por consecuencia, la presión sobre Jokic y Murray ha disminuido, haciendo más cómodo el juego del dúo explosivo. Cabe destacar que el canadiense Jamal promedia un ´career-high´ en puntos (21.3), tiros de campo (48.2%) y en triples (41.4%), siendo la segunda pieza más importante del puzzle.

El nuevo quinteto de los de Colorado, con Murray, Barton, Gordon, Porter Jr y Jokic, ha disputado solo 64 minutos juntos, pero dentro de ese tiempo ha superado a todos sus oponentes por 48 puntos. Dicha alineación mantiene el mejor rating ofensivo y defensivo de la liga durante ese lapso, además de ser la alineación con más eficiencia en el aro.

Material MVP


 Y si el público todavía no está convencido del poderío de estos Nuggets, no está de más poner en la mesa la carta del mismo Nikola Jokic. El ´Joker´ viene firmando la mejor temporada en su carrera NBA, liderando a su equipo en puntos (26.5), rebotes (11), asistencias (8.4), tiros libres (86.7%) y en minutos (35.6).

No es casualidad que el serbio de 26 años continúe en lo más alto de la carrera por el MVP. Parece hacerlo todo para el equipo de Mike Malone, quien conoce la importancia de tenerlo: "Al final del juego, sabes que Nikola hará la jugada correcta. Ya sea encestando ese triple importante, un lanzamiento a Will, encontrando a Michael con un pase corto o creando espacio para asistir a Gordon para que defina con una mano".

Jokic lleva 12 triples-dobles en lo que va de la temporada, incluyendo uno con 18 asistencias. Así, el ´Joker´ (53) se unió al mítico Wilt Chamberlain (78) como los únicos pívots en la historia de la NBA en pasar los 50 triples-dobles. También ha deslumbrado a la 20-21 con 16 partidos de mínimo 30 puntos, rebasando los 40 en cuatro de ellos y alcanzando un ´career-high´ de 50 en uno. 

¿Qué tan real puede ser el anillo?

Es claro que la hazaña no es fácil, pero, a pesar del desencadene de ´superequipos´, poder alcanzar las finales de la NBA parece estar más cerca que nunca para los de Colorado. Muchos de los equipos del Oeste pueden ser una amenaza para Denver (El jazz, los Lakers, los Suns, etc.), sin embargo, ha quedado claro que cuentan con las herramientas para poder desarmar a cada uno (y no se puede olvidar el próximo regreso de Monte Morris o la pronta incorporación de JaVale McGee al equipo).


Desde el sistema de rotaciones hasta los apoyos defensivos, e incluso las múltiples variantes en el ataque (aparte de contar con uno de los líderes por el MVP). Todo esto impulsa a que Denver sea tomado en cuenta como un serio candidato al título. Al momento de escribir este artículo, los Nuggets siguen en posesión del quinto peldaño de su conferencia, a un partido de los Lakers (cuartos).

Sería interesante ver a un caballo negro arrebatarle el campeonato a un ´superequipo´ como los Nets de Brooklyn (favoritos para llegar a las finales por parte del Este). Tal como ocurrió con los Mavericks en el 2011, venciendo al Heat del ´Big-3´. Pase lo que pase, jugadores, coaches y staff están convencidos de que les espera un gran papel en la temporada 2020-2021. Entre tanto, solo queda esperar un gran cierre de campaña. Intenso y de muchos cambios en la tabla, especialmente en el ocaso de la liga, donde las cosas se ponen más apretadas mientras el tiempo pasa.