Con un backcourt de Mitchell y Garland y una línea defensiva coordinada por Mobley y Allen, este equipo de Cleveland se acaba de volver en un equipo que hay que tomar en serio de cara a playoffs.


Cleveland consiguió al tres veces All-Star y jugador estelar de Utah por tres picks sin protecciones de primera ronda y dos swaps, además de varios jugadores, entre ellos Ochai Agbaji, Collin Sexton y Lauri Markkanen.

La cosa es que ninguno de ellos es una pérdida significativa para el equipo.


Recordemos que Garland y Allen fueron All-Stars el año pasado y Mobley quedó segundo en la votación por novato del año, además de que ganó consideración como uno de los jóvenes más interesantes de cara al futuro en la NBA.

Con otros jugadores de rol que complementan bien al cuadro como Kevin Love, Isaac Okoro, Ricky Rubio y Caris Levert, el techo de este equipo puede ser muy alto esta campaña.


¿En dónde se posicionan los Cavs con este cambio en la conferencia Este? ¿Pueden ser seria competencia para los Bucks, Celtics, Miami o Philly? Solo el tiempo dirá.