A pesar de que todavía nos encontramos en el amanecer de la temporada, los Hawks de Atlanta comienzan a mostrar destellos de un equipo competente. Los dirigidos por Lloyd Pierce dieron pasos sólidos para arrancar la 20-21 con cuatro victorias y tres derrotas, demostrando ser capaces de colocar su nido en posiciones de Playoffs.

Luego de ausentarse de la reanudación de la liga en la 'Burbuja' de Orlando, la institución de Georgia goza de un presente prometedor, lidereada principalmente por el joven de 22 años, Trae Young. El agigantado nivel que continúa manifestando el dorsal 11 de los Hawks comienza a trascender más allá del ámbito individual, empujando a su equipo hacia la cosecha de resultados positivos.


Hasta el momento, Atlanta (4-3) se posiciona en el octavo peldaño del Este, comandando la liga en puntos por partido con 125.8 y secundando los rebotes con 49.4, datos recolectados previos al encuentro ante los Knicks.

Algo clave para ocasionar dicho empuje, es la atinada agencia libre que orquestó Travis Schlenk (Director General y Jefe de Operaciones del equipo). La incorporación de dos veteranos como Danilo Gallinari (14va temporada en la NBA) y Rajon Rondo (16va temporada en la NBA), ha sumado mucho a las filas de los halcones. Además, el serbio Bogdan Bogdanovic, todavía descubriendo su rol en el equipo, viene exponiendo un juego respetable (13.6 ppp, 2.2 app y 5.4 rpp).


Por su parte, el poderío joven también viene sacando la casta: John Collins (18.4 ppp, 7.4 rpp y 1.2 bpp), De'Andre Hunter (14.2 ppp y 6.8 rpp), Cam Reddish (12.6 ppp, 5.2 rpp y 1.4 robos pp) y Kevin Huerter (11.6 ppp y 3.2 app). 

Todas estas piezas van encajando idóneamente en el rompecabezas de los Hawks para que 'Ice Trae' desarrolle su juego a como plazca. En la presentación del equipo, Trae se llevó a la bolsa 37 puntos (5/6 en triples), 7 asistencias y 6 rebotes, guiando a su parvada en un triunfo de 20 unidades frente a los Bulls.

En el duelo de 'estrellas jóvenes' entre el actual 'Novato del Año', Ja Morant, y el halcón, Young sumó 36 puntos y 9 asistencias. En el tercer juego, el registro fue de 29 y 6; convirtiéndose en el primer jugador en la historia de la NBA en lograr 100 puntos con menos de 50 TC (102 pts con 26/49). 

El cuarto partido de los Hawks terminó siendo una historia similar, pero los 30 puntos y 11 asistencias del nacido en Texas no fueron suficientes para apagar a la encendida dupla de Brooklyn, ´seven-eleven´, la cual recetó 58 puntos (mismo año en el que los Hawks ganaron su primer y último anillo, 1958).

QUIZÁ TE INTERESE: LOS ÁNGELES LAKERS: MISIÓN BACK TO BACK

Aunque, a pesar de tomar su primera derrota, el 3-1 que manejaban los de Georgia mantuvo un sabor agridulce, más dulce que agrio, ya que el enfrentamiento fue una exhibición de lo que esta plantilla puede hacer ante candidatos al título. El primer y tercer cuarto del partido llevó marcado el nombre de Atlanta y al final la diferencia fue de tan solo cuatro puntos.

Aparentemente se tomaron notas de aquel duelo y la revancha de 114-96, que ocurrió dos días después, es prueba de ello. Esto refleja la rápida respuesta que existe en la duela y en el banquillo para desarmar las posibles trabas que se presenten. En esta ocasión, la responsabilidad de derrochar magia fue más compartida, con De´Andre Hunter proporcionando 23 pts y 6 reb; John Collins 20 pts y 8 reb; Clint Capela 12 pts, 6 ast y 11 reb y la aportación de Trae, 21 pts, 7 ast y 5 reb. Es de señalar que el par de derrotas ante los Cavaliers y Knicks cayeron de sorpresa, sin embargo, el equipo buscará dar vuelta rápida a la situación en su encuentro ante los Hornets el jueves.

Atlanta empieza a destapar distintas caras a como lo pida cada juego, adaptan piezas y modifican roles; cuando su jugador estelar no derrama 35 puntos en una noche, hay otros tres o cuatro que levantan el ala para encestar 20. Este tipo de cualidades colectivas son las que destinan a una institución hacia una larga temporada.

La franquicia de Georgia no participa en unos playoffs desde la 2016-2017, perdiendo en primera ronda ante los Wizards (2-4). A partir de ese momento, el fondo de la tabla ha sido el destino concurrente para los Hawks, terminando con registros de 24-58 (2017-2018), 29-53 (2018-2019) y 20-47 (2019-2020).


¿Lo positivo? Dichos resultados encaminaron a que pudieran draftear a su actual líder en puntos y asistencias.

Claramente, los primeros años de Trae con Atlanta no han sido sencillos, más que nada, en el ámbito grupal. Ahora, para ser que los de saco y corbata lograron hacer las llamadas correctas para forjar un roster con hambre de éxito. Tanto veteranos como jóvenes se encuentran en buen momento y con un posible crecimiento significativo en la actual campaña.

El arranque de 'Ice Trae' es de llamar la atención, promediando 30 ppp, 4.6 rpp y 8 app con un 46.6% de TC, 90.9% desde la línea de castigo y 36.15 de eficiencia. Y sí, todavía es muy temprano para asegurar futuras situaciones, pero, de seguir así, no se sorprendan de ver a los Hawks de regreso en una postemporada junto con su halcón estrella.