Con la segunda ronda de la postemporada en marcha, el currículum de los Playoffs 2020 por parte de ciertos jugadores no ha cumplido con el nivel esperado. Es verdad que la carga física y mental por la que están pasando los atletas de la NBA es todo menos sencillo y que dicha carga ha afectado de diferente manera a cada jugador.

Ambas conferencias se acercan cada vez más a sus respectivas finales y esta tarea se ha tornado complicada o imposible para ciertas franquicias debido al pobre rendimiento de algunos de sus jugadores estelares, por ello hemos analizado cinco de las más decepcionantes actuaciones en los playoffs hasta el momento:

Tobias Harris

Podría decirse que tener a un jugador de los 76ers dentro de esta lista era algo obligado y es que después de ser los primeros barridos de la burbuja de Orlando poco queda por defender en las filas del equipo de Filadelfia. Claramente Tobias no fue el único jugador que dejó mucho a desear en los playoffs, pero si eres el mejor pagado de tu equipo, por lo menos las estadísticas deberían respaldar el contrato.

Harris solo logró conseguir dos triples de 15 en toda la serie frente a Boston, y durante el segundo y tercer juego ni siquiera alcanzó el 35% en tiros de campo. El dorsal 12 de los 76ers comenzaba a reivindicarse en el cuarto juego de la serie, pero una fuerte caída en la etapa final de tercer cuarto obligó la salida de Tobias, situación que cambió un partido de diferencia de tres por completo, inclinando la balanza hacia la barrida de 0-4 ante los Celtics.

Danny Green

El veterano de 33 años llegó como una promesa de experiencia en tiro para la franquicia angelina, aunque la mira de Danny ha estado un poco desviada y tímida últimamente. Apenas promediando poco más de ocho puntos en lo que va de la postemporada (8.4), Green rasguña el 37% en tiros de campo y en triples.

Sin duda no es su mejor momento y, si añadimos el hecho de que los Lakers sufrían un -2.7 en ofensiva frente a Portland cada vez que su número 14 entraba a la duela, no es tan complicado analizar el bache por el que pasa el exRaptor. Durante el segundo juego de las semifinales frente a los Rockets, Green mostró algunos destellos de lo que podría significar que recupere un nivel contundente, por lo que Frank Vogel deberá encontrar la formula para que su jugador retome la energía.

Michael Porter Jr

La joven promesa de los Nuggets de Denver ilusionaba al mundo del baloncesto desde el día de su debut en octubre del año pasado, saliendo del banquillo para obtener 15 puntos. Luego de estar a nada de conseguir tres juegos al hilo con 30 puntos durante la temporada en la burbuja, Michael volvía a poner su nombre en los reflectores, pero el joven de 22 años ha permanecido oculto durante los playoffs.


Antes del tercer juego de la serie frente a los Clippers, apenas promediaba 11 puntos y 0.7 asistencias, con un triste 34% en triples. Probablemente el escenario de la postemporada está intimidando un poco al debutante en playoffs, pero deberá recuperar el nivel mostrado frente a Thunder y los Spurs si quiere ayudar a su equipo para dar un golpe sorpresivo. Nivel del que nos volvió a dar una buena probada en el tercer enfrentamiento de semifinales, donde solo le bastaron 23 minutos para anotar 18 puntos y conseguir 10 rebotes. De seguir así, Porter Jr pasaría a estar en otra conversación.

Paul George

Ciertamente PG13 ha estado recuperando su nivel y registrando partidos de 30 anotaciones, pero si eres una súperestrella de la mejor liga de baloncesto no puedes promediar 20 puntos en toda la postemporada. Peor aún, Paul George mantiene un 33% en triples, algo impensable para alguien que fue candidato a MVP la temporada pasada.

Además de sus bajas estadísticas individuales, durante la primera ronda, los jugadores de los Mavericks de Dallas conseguían un 2% de mayor efectividad cuando George defendía, convirtiéndose así en un estorbo para los Clippers durante su mala racha. Ahora el angelino comienza a rendir, pero necesitará seguir apretando el acelerador si quiere reivindicarse con su afición y compañeros.

Russel Westbrook

Es claro que Westbrook es uno de los factores importantes para que los Rockets gocen de una estancia más larga en Orlando. Pero las irregularidades de Russ han costado mucho a los de Houston, tan solo observar sus números del segundo juego de las semifinales frente a los Lakers pondrían a llorar a cualquier seguidor del equipo texano. Apenas consiguió cuatro asistencias y 10 puntos en más de media hora de juego, y a pesar de que los triples no son el arma más letal del jugador de 31 años, actualmente promedia un pobre 16.7% detrás de la línea de tres puntos (en playoffs).

Sin embargo, para entrar en contexto y tratar de entender los altibajos de “Beastbrook”, hay que recordar la lesión en el cuádriceps de su pierna derecha durante la mitad de la primera ronda. Se sabe que Harden y Russell no bajarán los brazos pero si el “0” de los Rockets no comienza a ser constante, avanzar a la siguiente etapa será complicado.