Las últimas horas han sido bastante complicadas para el FC Barcelona. Desde las primeras horas de ayer, Josep María Bartomeu, expresidente del club blaugrana, fue detenido por miembros del conjunto policial de Cataluña, esto debido a acusaciones por administración desleal y corrupción durante su mandato al frente del equipo.

A pesar de que Bartomeu ya fue puesto en libertad condicional, aún quedan dudas respecto a lo que acaba de pasar, por ello hoy te desglosaremos el dichoso 'Barçagate'.

Antecedentes

Todo se remonta al 17 de febrero del 2020, día en el ‘Què T'hi Jugues’, un programa de la Ser Catalunya, dio a conocer una investigación en la que se vinculaba al propio Barça con cuentas que desprestigiaban a la entidad.

Según la investigación, el Barcelona habría pagado 200,000 euros a I3 Ventures, una empresa que se dedicaba al monitoreo de redes sociales y, en este caso, la creadora de cuentas dedicadas a atacar a varios personajes de la institución, desde miembros de la junta directiva (no relacionados con Bartomeu), hasta jugadores de la talla de Leo Messi y Gerard Piqué.

Después de que esta información saliera a la luz, tanto el club catalán como la empresa negaron tener relación alguna con estas cuentas. No obstante, una semana después se anunciaría el rompimiento de contrato por parte de las dos entidades.

El propio Piqué declaró en redes que ya había hablado con Bartomeu y su única respuesta fue "yo no lo sabía", aunque claro, al seguir siendo presidente poco más se podía discutir y el jugador decidió confiar.

Problemas internos

Estas acusaciones no únicamente llamaron la atención de la justicia y los medios, también internamente comenzaron una serie de investigaciones que terminaron con la suspensión, dimisión y retención de pagos de varios miembros del cuerpo directivo. Los resultados de una auditoria externa revelaron que Jaume Masferrer, mano derecha de Bartomeu, estuvo implícito en el contenido que se compartió en redes sociales. Así como también, el pago descomunal que se hizo y cómo se dividieron las facturas para esconderlos de controles internos.

Actualidad

La historia de lo que ocurrió después ya es conocida por todos, desde la molestia de Messi hasta la dimisión de Josep María. Pero el tema regresó a la voz pública tras la detención del expresidente.

Aunque, como ya se comentó, Bartomeu salió libre esta mañana, las cosas no terminan aquí. Esta es una prórroga mientras la investigación continúa para determinar el rol que éste tuvo dentro del problema, debido a que tanto él como Masferrer decidieron no declarar.

Con esta situación, se confirma uno de los peores finales para la administración de un presidente del Barça. Tras seis años al mando del club, la etapa de Bartomeu estuvo llena de problemas y controversias, desde "regalar" jugadores, hasta el juicio con Neymar y el intento de terminar el contrato de Messi, entre otros.

Con la elección del nuevo presidente tocando la puerta, la afición espera poder dejar atrás todos los problemas acarreados por Josep María para finalmente retomar esos años de alegría que ya han quedado bastante atrás.