Tras horas de total incertidumbre y preocupación, esta mañana amanecimos con la noticia de que Raúl Jiménez fue intervenido quirúrgicamente por una fractura de cráneo y que todo salió de manera positiva. Aunque no se tiene mucha información al respecto, la reacción ha sido buena por parte del delantero mexicano y será cuestión de días para saber el parte médico oficial, así como el tiempo de recuperación.


Corría el minuto 8 del duelo de la Premier League entre el Arsenal y el Wolverhampton cuando, en un tiro de esquina, David Luiz y Jiménez chocaron cabezas con un desenlace menos favorable para el ariete de los Wolves, que quedó tendido en el césped y sin reaccionar. Las imágenes fueron fuertes, recibió atención en el campo por más de 7 minutos y al final salió en camilla y con oxígeno. Afortunadamente, con el transcurso de las horas se pudo saber que el jugador azteca se encuentra bien y hasta el momento fuera de peligro.

Tras esto, muchas han sido las dudas sobre qué podría pasar con Raúl. Si podrá regresar a las canchas, cuándo lo haría o, si en el peor de los casos, tendría que ponerle fin a su carrera. La realidad es que hasta ahora se tiene muy poca información sobre la lesión y habrá que estar pendientes de la evolución de la misma (en caso de que se necesite otra cirugía o algo parecido) y cómo reacciona él, lo que sí es que en este tipo de casos el fútbol pasa a segundo plano y la salud del individuo siempre se pondera en primera instancia.

La situación de Jiménez aún no la conocemos, pero aquí repasamos lo que pasaron otros futbolistas que tuvieron una lesión similar en los últimos años:

Claudio Pizarro

El histórico futbolista peruano sufrió una fractura con hundimiento en el hueso temporal del cráneo en julio del 2004. En juego de su Selección ante Venezuela correspondiente a la Copa América, Pizarro recibió un fuerte impacto de Alejandro Cichero, por lo que quedó tendido sobre el césped de inmediato. Sin embargo, y a pesar de haber salido en camilla, el delantero increíblemente regresó al campo. Minutos más tarde fue expulsado, hecho que le salvó la vida.

Años después y rememorando la situación, Claudio declaró que tras el duelo empezó a tener fuertes dolores de cabeza y náuseas, por lo que ingresó a una clínica esa misma noche: “Yo tuve la suerte de que me sacaran tarjeta roja en ese partido y no seguí jugando. El doctor fue bien claro: “Te tocaban ahí nuevamente y quedabas”

El también naturalizado alemán logró tener una buena rehabilitación y estuvo de vuelta en las canchas solo dos meses después, y lo hizo sin ningún tipo de protección.


Petr Cech

Uno de los casos más sonados sin duda alguna es el de Petr Cech. El 14 de octubre de 2006, en un duelo de Premier League entre el Chelsea y el Reading, el cancerbero checo recibió un fuerte rodillazo en la cabeza de parte de Stephen Hunt, quedando parcialmente inconsciente, incluso no muchos se dieron cuenta de la gravedad de la situación y los servicios médicos tardaron en ingresar al campo varios segundos.

Tras esto, Cech fue trasladado al hospital en donde se confirmó una fractura de cráneo con hundimiento, por lo que ingresó a cirugía. Su proceso de recuperación duró cerca de tres meses, pues volvió a los campos en enero del 2007, eso sí, con un casco de protección que lo acompañó durante toda su carrera.

Tiempo después, Petr confesó que la protección que utilizaba no le permitía escuchar con nitidez durante los partidos, por lo que intentó jugar sin ella, no obstante, el cuerpo médico del Arsenal no se lo permitió, por la gravedad que esto podría tener.


Leandro Fleitas

Otro jugador que pasó por un momento complicado como este fue el argentino Leandro Fleitas, quien sufrió una fractura de cráneo parietal derecho, esto en un partido con el Alianza de Lima ante el Club Universitario de Deportes correspondiente a la Liga 1 de Perú. La lesión se produjo durante la final del torneo en diciembre del 2009, Fleitas fue impactado en la cabeza por Carlos Galván y quedó inconsciente sobre la cancha. Fue retirado en camilla y llevado directamente a un centro médico, en donde se desmayó y comenzó a tener convulsiones, por lo que los médicos no dudaron en intervenirlo quirúrgicamente en ese momento.

Tras una operación exitosa, Leandro regresó a las canchas en abril del 2010, llevó un proceso un poco más lento en su recuperación. Utilizó un casco de protección durante los meses siguientes pero posteriormente dejó de hacerlo con la aprobación de los doctores. Hasta el momento sigue en activo en la liga peruana.


Cristian Chivu

Fractura de cráneo hacia el interior, con baches y sangrado, y un hematoma de tamaño pequeño”, fue el parte médico de Cristian Chivu tras sufrir un aparatoso choque con Sergio Pellissier, en un Inter vs Chievo Verona de Serie A en enero del 2010.

La recuperación del central rumano fue bastante rápida pues en marzo de ese mismo año logró regresar al campo. Es más, en mayo, fue titular en la final de Champions League, en donde los nerazzurri derrotaron al Bayern Munich. Chivu utilizó un casco protector por el resto de su carrera, a la cual le puso fin en 2014.


Ryan Mason

El caso más trágico de esta lista es el de Ryan Mason. El jugador inglés quedó inconsciente en el campo tras un durísimo choque de cabezas con Gary Cahill, en un partido de Premier League entre el Hull City y el Chelsea en enero del 2017. En ese momento fue trasladado al hospital pero la lesión fue tan grande que tuvieron que implantarle 14 placas de metal y 24 grapas para poder cerrar la herida, que abarcaba prácticamente toda su cabeza.

Durante todo ese año el jugador británico recibió varias cirugías y terapias para su recuperación e incluso se mostró positivo para un pronto regreso al campo. Sin embargo, a principios del 2018 los médicos llegaron a la conclusión de que otro golpe en la cabeza podría ser mortal para Mason, por lo que en febrero decidió anunciar su retiro del fútbol profesional.