Cuando hablamos de equipos grandes sabemos que cada país tiene varios representantes de lo que significa la calidad de esa liga. Inglaterra no se queda atrás, donde pueden presumir de tener entre sus filas a ‘Los 6 grandes’. Con el paso del tiempo el debate ha crecido sobre qué clubes realmente merecen estar dentro de este selecto grupo, tomando en cuenta el bajón de rendimiento que algunos pueden sufrir.

Hoy día se podría poner las manos en el fuego por conjuntos como el Chelsea, el Manchester City y más recientemente el Liverpool. No obstante, la gente se encuentra muy disconforme por los últimos resultados de equipos como el Manchester United o el Arsenal. Pero, a diferencia del Arsenal, ‘Los Red Devils’ pueden presumir que ellos siguen siendo un equipo habitual en Champions League, además de que el presente les sonríe con la plantilla que han armado para este año futbolístico.

Por ello hoy, te presentaremos un pequeño resumen de todo lo que le ha pasado a los Gunners para terminar hundido en los puestos de descenso, y que hoy en día se debata si debe o no estar entre el también conocido 'Big Six'.

Inicio de la era Wegner

Desde su fundación en los 30’s, el Arsenal ha sido uno de los referentes más importantes del fútbol inglés, viviendo su época de oro durante los 50’s y hasta los 70’s. Pero entrando a los 90’s, los 'Bombarderos' habían perdido bastante protagonismo.

Fue en este punto que la directiva entendió que se necesitaba un cambio de dirección técnica, así que levantaron el teléfono y contactaron a uno de los estrategas que había conquistado la Ligue 1 en su primera etapa y, en ese momento, se encontraba brillando en Japón. Estamos hablando de ni más ni menos que Arsène Wenger. Este sería un cambio que no solo revolucionaría al Arsenal, sino que prácticamente a toda Inglaterra. Wenger presentó nuevas tácticas y estilos de juego, una novedosa manera de entrenar e incluso un nuevo estilo de dieta para los futbolistas.

Todo era felicidad para el club, que conquistó la Premier League y la FA Cup en el segundo año con el francés como entrenador. De la mano de éste también llegarían una gran cantidad de jugadores que se volverían claves en la institución como: Patrick Vieira, Emmanuel Petit, Dennis Bergkamp, Robert Pires y, obviamente, Thierry Henry, quién se convertiría en el máximo goleador histórico del equipo.


El nuevo milenio

Comenzando el nuevo siglo, los Gunners se mantenían en las altas esferas de la liga, siempre quedando entre los primeros tres puestos. Durante estos días, ganaron la Premier en tres ocasiones, siendo una de ellas en la temporada 2003-2004, llevándose el título sin perder un solo partido, un hito que ninguna otra escuadra ha logrado.

'Los invencibles' vivieron una época increíble, llegando a la primera final de Champions League en la historia del club en 2006. Aunque cayeron ante el FC Barcelona en París, se convirtieron en el primer equipo londinense en llegar a la antesala por 'La Orejona'. Pero desde este momento comenzó una sequía de 8 años, y no fue hasta el 2014 que regresarían a la cima, aunque de una manera más discreta, pues en esa ocasión se llevarían la FA Cup. 


Como todo en la vida, la historia de Arsène Wenger estaba por concluir. La temporada 2017-2018 marcaría el fin de la era del francés como manager y la conclusión de 22 años de historia y muchos récords conseguidos.

La caída en picada

Después de tocar el cielo con uno de los mejores técnicos de los últimos años, el Arsenal no se supo recuperar. 

En su momento, el encargado de retomar el camino sería Unai Emery, quien tendría la tarea de posicionar al club londinense en lo más alto de nueva cuenta y conseguir su primer título europeo. El entrenador vasco estuvo al mando por temporada y media, llegando a la final de la Europa League, aunque cayó en ésta. Parecía que detrás de esta historia veríamos un plan de bastantes años como habría ocurrido con Wenger, sin embargo, tras un año sin títulos, la directiva tomó la abrupta decisión de cortar el proceso y dejarlo ir, para traer a un compatriota, Mikel Arteta, un exfutbolista que entendía a la perfección toda la idiosincrasia del club.

Arteta ya había tenido un rol en el banquillo siendo el auxiliar de Pep Guardiola en el Manchester City, en donde conquistó múltiples títulos, pero estar al frente de una institución le dio un golpe de realidad. En su temporada debut, el excapitán del Arsenal terminaría en el octavo puesto en la liga, siendo el peor resultado conseguido desde 1995.

Sin embargo, no todo fue negativo, pues con Arteta al mando, el equipo conquistó la FA Cup esa misma campaña, por lo que mantuvo el idilio entre el Arsenal y el torneo de fútbol más antiguo del mundo, ya que ningún equipo tiene tantos títulos como ellos (14). A pesar de agregar un trofeo a las vitrinas, la realidad era otra, pues no pasaba desapercibida la mala imagen del equipo que venía arrastrando malas temporadas desde los últimos años de Wenger, y que con todo y las fuertes inversiones en refuerzos, los resultados deseados aún no llegaban.


Por si fuera poco, 'Los Bombarderos' dejaron de ser un destino deseado para los futbolistas. En épocas pasadas, era muy difícil dejar ir la oportunidad de jugar para el Arsenal; algo que ha cambiado drásticamente hoy en día, pues se sabe de varios casos en que futbolistas han rechazado vestir los colores del club.

Actualmente

Sin Champions League y únicamente habiendo conseguido una FA Cup desde la salida de Arsène Wenger, el cuadro de Londres está sufriendo mucho económicamente. Se habla que está cayendo en picada y esto se nota mucho. El 2020 trajo pérdidas para el club por primera vez desde 2002, algo que sorprende teniendo en cuenta la cantidad de dinero que reciben los equipos del 'Big Six' y el apoyo económico que brindó la liga tras la pandemia.

Aunque realmente, si sumamos, ya son 4 años sin conseguir una clasificación a Champions, lo cual repercute en la obtención de bienes, así como también la inversión que realizan cada año en el mercado de fichajes. Durante esta última época hemos visto al Arsenal invertir mucho para regresa al estrellato, pero todo ha salido en contra para ellos. 

Jugadores como Alexis Sánchez, Aaron Ramsey, Mesut Özil, Alexander Lacazette o Pierre-Emerick Aubameyang, que en su momento eran asediados por los más grandes del mundo, pasaron por el Emirates Stadium pero con pocos resultados. Ninguno de ellos ha logrado consagrarse como una estrella.

Hoy por hoy, y con el arranque de la Premier League 2020-2021, el Arsenal está cerca de los puestos de descenso, con 3 puntos de 12 posibles, producto de una victoria y tres derrotas. El conjunto dirigido por Mikel Arteta solo ha marcado un gol en estos primeros cuatro partidos y analizando la plantilla, no se ve cómo pueda competir en los primeros lugares.


Llama la atención ver cómo un club que conoce la gloria hoy se vea a la sombra de equipos con muchísimo menos tiempo de existencia, y puede que esta temporada sea esencial para su futuro cercano.

La pregunta que queda en el aire es si ¿realmente podemos seguir hablando del Arsenal como parte del 'Big Six'?