Arturo Vidal, Gareth Bale, Luis Suárez y hasta Kylian Mbappé fueron algunos nombres que sonaron como posibles refuerzos del Newcastle United en caso de que se concretara la venta del equipo al consorcio PCP Capital Partners respaldado por el fondo soberano de Arabia Saudí, así como el príncipe heredero de aquel país, Mohammed Bin Salman.

El hasta hoy dueño de 'Las Urracas', Mike Ashley, cerró la venta del club en 340 millones de euros e incluso cobró 19 millones como depósito. Sin embargo, este jueves, el grupo interesado en la compra informó que oficialmente retiró la oferta, por lo que el sueño de los aficionados por ver al conjunto de St James Park posicionarse como uno de los mejores del mundo quedó como anécdota, hasta ahora. La ilusión fue creciendo cada vez más al momento del acuerdo ya que el capital de inversión iba a superar de gran manera lo realizado por equipos como el Paris Saint-Germain y Manchester City.


¿Por qué se canceló la venta del Newcastle United?

Desde que se supo del intento de inversión por parte de PCP Capital Partners fueron diferentes equipos y personas relacionadas con la Premier League que mostraron su descontento por el tema del fair play financiero, no obstante, todo se llevó de acuerdo a la regla y se realizó el primer depósito. Con un monto ya asegurado para Ashley, que desde el principio se anunció que no era reembolsable, la Premier abrió una investigación en contra de la empresa RB Sports & Media, parte de PCP Capital Partners, por el asunto de piratería televisiva.

A grandes rasgos, dicha organización transmitía, sin tener los derechos, los partidos de la liga inglesa en Arabia Saudí, a pesar de que BeIN Sports sí contaba con ellos y pagaba un total de 400 millones de libras por los derechos televisivos de una de los mejores torneos del mundo. Se supo que el canal pirata beoutQ transmitió encuentros del certamen por poco más de 3 años y que la empresa saudí no hizo nada al respecto.

Al final, el caso fue llevado a la Organización Mundial de Comercio para dictaminar si estas acusaciones eran reales y el fallo terminó siendo favorable para la Premier League. Aun así, la investigación interna se mantenía, pero tras 17 semanas en curso, PCP Capital Partners decidió retirar la oferta de manera oficial, argumentando que el tiempo de planeación era mínimo así como la incertidumbre que existe sobre el inicio de la temporada y las nuevas normas que se llevarán a cabo en entrenamientos y actividades a raíz de la pandemia provocada por el COVID-19.


¿Qué pasará con el Newcastle?

En otro sentido, la venta del Newcastle United sigue abierta, y durante meses anteriores también se habló del interés del empresario estadounidense Henry Mauris en adquirir al equipo. No obstante, con la situación actual, y el tiempo en contra considerando que la reanudación de la Premier League es el siguiente mes, tal vez Mauris recapacite sobre si es buen momento para invertir. 

En caso de que no lleguen más ofertas, Mike Ashley seguirá al frente de los 'Toons’ y podrá contar con los 19 millones desembolsados por PCP Capital Partners para poder sanear las finanzas del equipo o pensar en invertir en refuerzos.