Jugar en el máximo circuito europeo es un privilegio del que muy pocos jugadores mexicanos pueden gozar y en él encontramos varios casos de éxito. De más está decir nombres como el de Hugo Sánchez, Javier Hernández o Raúl Jiménez, quienes se han encargado en dejar muy en alto el nombre de nuestro país del otro lado del charco.

Sin embargo, así como hay casos exitosos, también hay muchos futbolistas nacionales que llegaron a sus clubes para intentar buscar la salvación y, desafortunadamente, no lo consiguieron. Por ello hoy te presentamos a los jugadores mexicanos que descendieron en el fútbol de Europa.


Hugo Sánchez

El ‘pentapichichi’ regresó a México luego de su increíble paso por el Real Madrid en la temporada 1992-1993. A pesar de haber levantado la Copa de Campeones Concacaf, 'Hugol' nunca se sintió cómodo vistiendo la camiseta azulcrema, por lo que un año después decidió regresar a Madrid, pero en esta ocasión se dirigió a Vallecas para jugar en el Rayo Vallecano.

Hugo Sánchez disputó 29 partidos y marcó 16 tantos, en los que no dejó pasar una que otra ocasión para volver a deslumbrar a España con sus goles de chilena aún con 35 años.

Desafortunadamente para el delantero mexicano sus aportaciones al club no lograron ser de mucha ayuda, pues quedaron en el puesto 17 y se fueron a un repechaje contra el Compostela para mantener su estadía en Primera en la campaña 1993-1994. Fue así como el 1 de junio de 1994 el Rayo Vallecano descendió de la máxima categoría luego de perder 3 a 1, en un partido en el que Hugo no tuvo la oportunidad de tocar la pelota.


Miguel Layún

Miguel Layún vistió la camiseta del Atalanta en su fugaz y desafortunado primer paso por el fútbol europeo en la temporada 2009-2010, siendo incluso el único mexicano en pisar la Serie A en ese momento. Con 21 años y dos temporadas disputadas con el Veracruz, su llegada al Atalanta fue tema de mucha controversia.

El oriundo de Córdoba no tuvo mucha participación con el equipo aquel año, disputando únicamente 33 minutos, por lo que nunca pudo tener la oportunidad de probar de lo que era capaz. Esta triste etapa tuvo un trágico desenlace, pues al final, el equipo terminó por perder la categoría al quedarse en la decimoctava posición.

Para su fortuna, el América contó con él para demostrar su valor y finalmente el lateral mexicano pudo demostrar su garra y tener un segundo aire en el que las cosas le salieron mucho mejor.

Pablo Barrera

El recién llegado al Atlético San Luis, Pablo Barrera, tuvo la oportunidad de irse a probar suerte a Europa luego de su participación en el Mundial de Sudáfrica 2010, en donde su calidad llamó la atención del West Ham United, quienes lo llamaron para darle color a su delantera.

Con 14 partidos disputados y ningún tanto a su nombre, el canterano de Pumas no estuvo ni cerca de su mejor momento en Inglaterra, por lo que llegó a ser nombrado como uno de los peores fichajes en la historia de los 'Hammers'El conjunto de Boleyn Ground sufrió mucho en la temporada 2010-2011, consumando el descenso al quedar en el último lugar de la liga con 33 puntos, lo que hizo que la crítica cayera directamente en el ‘flamante’ fichaje que no logró anotar un solo gol.

Por suerte, Barrera salió del club un año después para llegar al Real Zaragoza, equipo que en aquel entonces era dirigido por otro miembro de esta lista, Javier Aguirre.


Andrés Guardado

Andrés Guardado tuvo un increíble paso por el Atlas y logró consolidar su talento con el Mundial de Alemania 2006, por lo que dos años más tarde fue fichado por el Real Club Deportivo de la Coruña, que en ese momento peleaba puestos europeos.

Después de dos años más deslumbrando en Primera División, los problemas llegaron para el Depor. La tarea de clasificar a competencias europeas se convirtió muy complicada y ante tanta presión el club terminó descendiendo en la campaña 2010-2011. Guardado no tuvo la oportunidad de jugar una gran cantidad de partidos luego de sufrir una lesión a mitad de temporada.

'El Principito' se quedó un año más en el club a pesar de jugar en segunda para intentar levantar al equipo, pero al no conseguirlo se tuvo que despedir. Con 149 partidos disputados, 25 goles y 20 asistencias, la historia de Guardado con el Deportivo terminó.

Giovani Dos Santos

Gio vagó por muchos equipos en Europa hasta que recayó en el Mallorca para tener un nuevo paso por la liga española en la temporada 2012-2013. Dos Santos era uno de los jugadores más habituales en los equipos de media tabla, y aunque no logró brillar, siempre mostró un buen rendimiento.

Esto no fue menos en su paso con el Mallorca, pues a pesar de no conseguir la permanencia en primera, logró marcar 6 goles y 7 asistencias en 29 partidos disputados. Con el club descendido, el nivel del mexicano llamó la atención del Villarreal, con quienes se mantuvo dos campañas antes de ponerle final a su etapa por el Viejo Continente y comenzar su aventura en la MLS.


Guillermo Ochoa

Memo Ochoa es el único mexicano que ha descendido más de una vez en Europa. Su primera experiencia del otro lado del charco fue con el Ajaccio de la Ligue 1, con quienes fichó en el 2011. El hoy jugador del América se mantuvo en un nivel bastante alto, llegando a ser seleccionado como jugador del partido más de una vez. Sin embargo, los resultados del equipo eran bastante irregulares, por lo que a pesar del gran momento que vivía, poco útil le resultaba al club. 

Luego de 3 años peleando por no descender, finalmente en la temporada 2013-2014 el club le dijo adiós a Ligue 1, consumando así el primer descenso para el guardameta mexicano.

Tras esto, Ochoa probó suerte en España con los colores del Málaga en el 2014, con quienes no vio actividad hasta su segundo año. En aquella temporada disputó un total de 11 partidos en los cuales se mostró a buen nivel a pesar del poco tiempo de juego que este tenía. A sabiendas de que la próxima campaña podría seguir en la banca,  probó suerte saliendo a préstamo al Granada FC, equipo habitual en la pelea por el no descenso.

Paco Memo llegó con el objetivo de mantener la categoría con el equipo en la 2016-2017, tuvo buenas actuaciones y logró ser el portero con más atajadas dicho año, sin embargo, también fue el más goleado con 80 tantos. Al final no logró el objetivo y terminó por abandonar España para recalar en Bélgica.

Raúl Gudiño

El actual guardameta de Chivas partió de México con destino a Portugal para intentar brillar en el FC Porto, desafortunadamente para él, sus esperanzas de ser titular se desvanecieron rápidamente con la llegada de Iker Casillas.

Con la intención de probarse en primera, Gudiño salió a préstamo para jugar en el Unión Madeira durante la temporada 2015-2016, en donde no pasó su mejor etapa. Raúl tuvo errores tan garrafales que inclusive llegó a ser acusado de amaño de partidos.

Con 11 partidos disputados y 18 goles recibidos, el Madeira perdió la categoría aquel año al quedarse a tan solo un punto de la salvación. Gudiño demostró no tener nivel para la primera división, por lo que al año siguiente le tocó jugar en segunda con el Porto B.


Antonio Briseño

Otro de los repatriados por parte de Chivas. Antonio Briseño llegó a Portugal para jugar con Feirense, un club que venía dando unas muy buenas temporadas en el fútbol portugués.

El 'Pollo' arribó a un equipo que se había quedado muy cerca de puestos europeos la campaña anterior, pero para la 2018-2019, cuando llegó, la realidad fue muy distinta, al entrar de lleno en la lucha por no descender. El momento de Briseño era clave, pues pudo haber sido el salvador que el equipo necesitaba, sin embargo, y a pesar de haber anotado dos goles, el equipo ya se encontraba muy abajo en la clasificación y terminó por irse a segunda.

Con ofertas para seguir jugando en Europa, el central mexicano fue seducido por Chivas y decidió regresar a México para afianzarse y tal vez buscar una nueva salida a Europa más adelante.

Javier Aguirre

El caso más reciente de esta lista. El experimentado técnico mexicano llegó en noviembre del 2019 al Leganés para intentar ser el salvador del club de Butarque. Recibió a un equipo que pasaba por un pésimo momento, con tal solo 5 puntos y ocupando la última plaza, siendo un reto más que complicado para Aguirre. 

Aunque dos de sus mejores jugadores se marcharon del club, Youssef En-Neyseri en enero y Martin Braithwaite en febrero, el 'Vasco' logró sacar lo mejor del plantel y se mantuvo al nivel para obtener la salvación.

Tras el parón por el covid 19, las cosas se vinieron a bajo para el conjunto 'pepinero' al acumular 6 partidos en los que no lograron ganar. No obstante, el club se aferró a la salvación logrando un invicto en sus siguientes 4 partidos, pero todo se decidió el domingo pasado en el que el Leganés debía llevarse la victoria ante el Real Madrid para poder consumar la salvación.

La fortuna no acompañó al conjunto blanquiazul y a pesar de sacarle un empate al recién coronado campeón de Liga, el destino del club estará en Segunda División, pero esta aventura ya no estará en las manos de Aguirre.