Como bien se sabe, el Real Madrid se ha caracterizado por contar con futbolistas de élite, tanto así que la primera etapa de Florentino Pérez como presidente del club fue denominada como “la era galáctica”, al contar con jugadores como Ronaldo, Beckham, Zidane, entre otros. No obstante, en su afán por tener a los mejores, también han tenido casos decepcionantes y a continuación te los mostramos:


5. Antonio Cassano

El delantero italiano llegó procedente de la Roma en el invierno de 2006 y en ese momento era uno de los jugadores más prometedores del orbe. Cassano firmó por seis años con la institución blanca, de los cuales únicamente cumplió uno. El propio futbolista contó que la vida nocturna de Madrid le ganó y aceptó que marcharse del club para recalar en la Sampdoria fue un error.


4. Nicolas Anelka

El francés, que había pasado por la Premier League con el Arsenal, fue uno de los fichajes que más emocionó a la afición merengue. Llegó en 1999, pero se vio envuelto en bastantes polémicas dentro del club, la más recordada fue aquella sanción que le impuso la directiva durante 45 días, por negarse a entrenar. Al término del año, se confirmó como un fichaje fallido y terminó por llegar al Paris Saint Germain, club con el que debutó.

3. Edwin Congo

Congo llegó procedente del Once Caldas en 1999 como un auténtico desconocido en Europa, pero como una promesa para el fútbol colombiano. Sin embargo, el cafetero jamás pudo adaptarse y estuvo cedido durante dos temporadas. Posteriormente, se incorporó al primer equipo pero nunca se consolidó y pasó de noche, pues no disputó ni un solo partido oficial, por lo que salió del club en busca de minutos al Levante.


2. Javier Saviola

Tras acabarse su contrato con el Barcelona, el 'Conejito' se incorporó al equipo blanco llegando como agente libre en 2007. Su paso por el Real Madrid fue muy reservado, marcó solo cinco goles en dos años y siendo suplente, primero de Van Nistelrooy y luego de Higuain. Al ver que su carrera desde ese entonces empezó a ir cuesta abajo, decidió salir al Benfica, buscando nuevos aires.

1. Kaká

Sin duda alguna, uno de los fichajes más prometedores que nunca terminó de estallar en la 'Casa Blanca'. Kaká, Balón de Oro en el 2007, fue la primera piedra en el proyecto de Florentino Pérez para convertir al Real Madrid en los 'Galácticos' nuevamente y desembolsó 67 millones de euros por él. A pesar de que duró cuatro años en el equipo blanco, las lesiones y su falta de adaptación no dejaron que mostrara toda la calidad que lo convirtió en el mejor del mundo. Tras un paso gris con los 'merengues', el brasileño regresó al AC Milán para posteriormente terminar su carrera en la MLS.