La fecha de regreso de la Liga MX sigue siendo una incógnita. El parón del Clausura 2020 sigue vigente debido al tema del Coronavirus y no existe con certeza la posibilidad de seguir con el torneo. Mientras tanto, directivos y dueños de clubes del fútbol mexicano siguen planeando el mejor escenario para hacer posible el regreso a las canchas.

Esta situación ha dado entrada a la desesperación de los altos mandos del balompié azteca, haciéndolos víctimas de distintas ideas para hacer rodar la pelota lo antes posible. 


De acuerdo con el Diario Récord, en su columna 'El Francotirador', los dueños de los clubes de la Liga MX han propuesto que se haga un ajuste en la liguilla y que se juegue a un solo partido, es decir, sin el famoso ida y vuelta, esto para poder cumplir con el calendario del presente torneo y no afectar en los tiempos de arranque del Apertura 2020.

Una idea un poco descabellada pero que a la vez podría ser necesaria si no se quiere tirar a la basura el presente certamen. Si llegara a darse una liguilla con partidos de eliminación directa, el gran inconveniente sería que, de acuerdo al formato actual de clasificación, el equipo que se meta a la 'Fiesta Grande' como quinto, sexto, séptimo u octavo lugar, no tendría juego como local y los cuatro equipos de arriba de la tabla general serían los afortunados, ya que jugarían en su cancha y con las condiciones a las que más acostumbrados están.

Los equipos que queden abajo en la clasificación, además de perder en lo futbolístico, de igual forma reflejarían pérdidas en lo que corresponde a los derechos televisivos, patrocinios y publicidad estática, tomando en cuenta también que es prácticamente imposible que el torneo mexicano se reanude con afición en los estadios, por lo que el panorama actual no pinta fácil y es poco alentador.