El 23 de agosto de 2019 se hizo oficial la llegada de Hirving Lozano al Napoli de Carlo Ancelotti, procedente del PSV Eindhoven a cambio de 40 millones de euros. Este movimiento parecía ser el paso correcto en su ascendente carrera, sin embargo, no le fue del todo bien durante su primer año en Italia.


Tras los primeros seis meses bajo las ordenes de Ancelotti, Lozano solamente había conseguido 3 goles y 1 asistencia en 17 juegos. No obstante, 'Carletto' parecía tener plena confianza en el 'Chucky' y su adaptación al físico fútbol italiano. Luego del despido del estratega en diciembre de ese año, Gennaro Gattuso fue nombrado nuevo entrenador del equipo napolitano. Fue entonces cuando comenzaron los problemas para el joven mexicano.

En la segunda mitad de la temporada, el 'Chucky' dejó de ser un regular en el once de cada semana, y cuando recibía oportunidades, ya no brillaba como nos tenía acostumbrados.


Gattuso no confiaba en él, e incluso, admitió ante los medios que separó al mexicano de un entrenamiento por una actitud apática. "Quien está cansado, no tiene ganas, no tiene la mente despejada, puede quedarse en el vestuario. No pasa nada si pierdes un día. Los jugadores saben quien va al campo, cuando silbo, debe ir a mil. No dejo que nadie me arruine un entrenamiento", declaró 'Dino'.

Conociendo el carácter fuerte del ex futbolista, todo indicaba a un 'divorcio’ total entre ambas partes y ya se hablaba de una posible salida del atacante a otro clubA pesar de esto, Lozano se terminó quedando en Nápoles dándole un giro de 180 grados a su situación futbolística.

Hoy en día, el mexicano es uno de los referentes del equipo sumando 12 goles y 4 asistencias en 29 partidos, cuando el curso pasado apenas hizo 5 goles y 1 asistencia. El mismo Gattuso, lo terminó elogiando: "Lleva mucho tiempo con nota positiva. Es un futbolista muy veloz. Siempre logra hacer le uno contra uno, logra dividir al equipo para presionar en dos".


El canterano del Pachuca vive el mejor momento de su carrera, mientras madura tanto emocional como futbolísticamente bajo las órdenes de una leyenda como Gennaro. Si mantiene el ritmo de anotaciones, podría terminar siendo la temporada más goleadora de su carrera (21 goles con el PSV en la 2018/19).