El rumor de una posible 'Superliga' europea ha sonado durante muchos años, sin embargo, el ahora expresidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, abrió la Caja de Pandora con la siguiente frase luego de anunciar su dimisión del cargo: "Ayer aceptamos el requerimiento para participar en una futura superliga europea que garantizará la sostenibilidad económica del club. Y hoy hemos aceptado el futuro nuevo formato del Mundial de Clubes”.

¿Quiénes han respondido a este anuncio?

Javier Tebas, presidente de La Liga, cargó contra el ex mandatario culé y la nueva competición propuesta: “Bartomeu estaba dirigido por Florentino Pérez. Eso es lo que creo. Esta liga ha sido el sueño del presidente del Real Madrid. Ha trabajado para ello desde hace mucho tiempo, no es nada nuevo. Pero es un grave error, no entiende las grandes consecuencias financieras que va a generar", declaró en entrevista para Associated Press.

La UEFA también se han pronunciado en contra de este nuevo torneo. A través de un comunicado, mantuvieron firme su postura: “El presidente de la UEFA (Aleksander Čeferin) ha dejado claro en muchas ocasiones que la UEFA se opone firmemente a la Superliga. Los principios de solidaridad, promoción, descenso y las ligas abiertas no son negociables. Es lo que hace que el fútbol europeo funcione y que la Liga de Campeones sea la mejor competición del mundo”.


A pesar de estas declaraciones, todo indica que el proceso para crear este nuevo "Súper Torneo" ya está en marcha, encabezado principalmente por los propietarios americanos John W. Henry, del Liverpool, y la familia Glazer, del Manchester United, motivados por la situación actual financiera de los clubes por la pandemia del coronavirus, donde buscarían generar mayores ingresos económicos comparados con los que generan actualmente en las competiciones locales y Champions League.

¿Cómo funcionaría?

La nueva Superliga estaría conformada por 18 equipos, distribuidos de la siguiente manera por país:

- 5-6 ingleses

- 3 españoles

- 3 italianos

- 3 alemanes

- 2-3 franceses

Se jugaría en formato de liga de 34 jornadas, donde al término de ésta, los cuatro primeros clasificados se jugarían el título en un ‘Final Four’ como en la Supercopa de España. En un principio se habla de una liga cerrada entre los 18 equipos, no obstante, se espera que con el tiempo se produzcan asensos y descensos cada año para generar la sensación de competitividad y emoción que un torneo de esta magnitud sugiere.

Hasta el momento, los equipos invitados a participar son Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Juventus, Inter, AC Milan, Bayern Múnich, Borussia Dortmund, PSG, Liverpool, Manchester United, Manchester City, Chelsea, Arsenal y Tottenham.


Un proyecto que cambiaría por completo el fútbol tal como lo conocemos. La Champions League moriría, las ligas de cada país perderían interés y emoción. Se perderían los contratos televisivos de las ligas por lo que los equipos chicos no podrían sobrevivir y terminarían desapareciendo, mientras que los equipos grandes se seguirían haciendo cada vez más ricos.