Este miércoles Hirving Lozano se convirtió en el primer mexicano en la historia en ganar un título oficial en Italia. El Napoli derrotó por la vía de los penales a la Juventus para alzar la Coppa Italia, primer campeonato del cuadro de San Paolo desde el 2014. Sin embargo, la hazaña del 'Chucky' no fue lo que acaparó las portadas de los diarios mexicanos, sino su 'rompimiento' con el entrenador actual, Gennaro Gattuso.

Desde la llegada de 'Rino' al banquillo del cuadro napolitano, los minutos del ex PSV se vieron disminuidos de manera considerable. Llegó el 'parón' a causa del coronavirus y parecía que era el momento perfecto para que Lozano recuperara la confianza del estratega italiano, algo que no pasó. En cambio, la falta de motivación e intensidad de Hirving hizo que Gattuso lo expulsara del entrenamiento previo a la final de copa, esto, días antes de que se quedara en la banca en las semifinales, con todo y 5 cambios disponibles.

Aunque el campeón del mundo en el 2006 resaltó que no se trata de ningún problema personal con el jugador, todo parece indicar que la relación está rota y el arribo de Lozano a Nápoles lo está haciendo arrepentirse de su decisión.

Muchos apuntan a que lo mejor sería salir del club italiano en el próximo verano de transferencias, pero ¿qué tan factible es que esto pase? Aquí lo analizamos y de entrada te decimos que lo más probable es que se mantenga en donde está.

Equipo interesado

Con el pago por su ficha mas variables, la contratación del 'Chucky' Lozano le costó al Nápoles 40 millones de euros, siendo el fichaje más caro en la historia del club junto a Gonzalo Higuaín, algo que no se ha visto reflejado en el campo. El ex Pachuca suma 1,190 minutos de 2,070 disponibles en 23 partidos, con saldo de tres goles y dos asistencias, algo que tiene muy inconforme a la afición.

Ahora bien, además de su bajo rendimiento este año, la crisis del coronavirus ha afectado las finanzas del mundo, y el fútbol no es la excepción. El sitio especializado Transfermarkt lo tiene valuado en 28M€, por lo que el Napoli perdería 12 millones en caso de venderlo por ese precio. Ante esto, los trabajos de negociación tendrían que ser titánicos por parte del agente y la directiva para conseguir a algún equipo que quiera pagar una cifra cercana a los 40. 

Decreto Crescita 

Otra complicación en los deseos de abandonar el club para Lozano es el Decreto Crescita. Este acto administrativo, al menos en la Serie A, le permite a todos los equipos que fichen a un jugador extranjero pagar tan solo el 20% de los impuestos correspondientes. La única condición para que este decreto se mantenga, es que el futbolista debe permanecer un mínimo de dos años en la liga. Así, la posible salida del 'Chucky' sería en el propio calcio.

Salario millonario

Por último, otro obstáculo es el alto salario del mexicano, quien percibe cerca de 4.5 millones de euros anuales. Teniendo en cuenta que una de las posibilidades más latentes para que pueda salir del Napoli es a préstamo, es evidente que tendrá que reducir sus pretensiones económicas para que alguien pueda apostar por él, además de que el club napolitano también tendría que poner de su parte y colaborar con un porcentaje del salario. 


Analizando la situación, el 'Chucky' tiene dos opciones: Ganarse el respeto de Gattuso dentro del terreno de juego y evolucionar su estilo para poder adaptarse al del entrenador, o presionar para buscar un préstamo a un equipo de menor calibre en la Serie A, pues luce complicado que clubes como la Juventus o el Inter pujen por él, mucho menos como una opción para ser titular.

Con este panorama, la salida de Lozano luce sumamente complicada, aunque en el fútbol nunca se sabe.