En un abrir y cerrar de ojos lo que parecía un rumor se convirtió en realidad. Hoy, la historia de Monarcas Morelia queda en puntos suspensivos tras la confirmación de su mudanza a la ciudad de Mazatlán, Sinaloa, que contará con fútbol de primera división por primera vez en su historia.

De buenas a primeras, la afición de 'La Monarquía' se quedó sin fútbol, esa misma que tenía un promedio de 20 mil asistentes por partido en los cinco encuentros del Clausura 2020 que disputaron en el Estadio Morelos.

Ante esto, te presentamos un recuento y la cronología de cómo se consumó la mudanza de Monarcas Morelia a Mazatlán:

21 de mayo: Todo comenzó hace un par de semanas. Luego de algunos rumores, y a través del programa Marcaje Personal y redes sociales, el periodista de TV Azteca, David Medrano, informó una posible salida de Monarcas de Morelia para radicar en Mazatlán, en donde ya se daban a conocer imágenes de un nuevo estadio financiado por el gobierno de Sinaloa.

23 de mayo: En medio de la incertidumbre, aficionados purépechas salieron a las calles hasta llegar al Palacio de Gobierno para pedirle a los funcionarios la permanencia del equipo en la ciudad. Miguel Sansores fue uno de los futbolistas que estuvo presente en una de las manifestaciones.


24 de mayo: Un día después, el club anunció de manera oficial que Pablo Guede dejó de ser el director técnico del equipo. Todo apunta a que el estratega y la directiva no llegaron a un acuerdo económico para la renovación de su contrato.

25 de mayo: Más tarde se supo que, por falta de apoyo económico e interés de inversionistas locales, Grupo Salinas decidió dejar la capital michoacana. Con apoyo de inversionistas de Sinaloa, el equipo se mudaría a Mazatlán para jugar en el nuevo estadio. El gobierno de aquel estado nunca estuvo interesado en comprar una franquicia.

25 de mayo: Posteriormente, comenzaron rumores de que Pablo Boy (colaborador de Azteca) y Ángel Sosa, quienes salieron de Puebla FC (equipo también de Grupo Salinas) días antes, serían las cabezas del proyecto, con Boy como presidente y Sosa como director deportivo. Ese mismo día, Héctor Lara, director deportivo y vicepresidente de Monarcas, anunció su salida del equipo.

27 de mayo: Quirino Ordaz, gobernador de Sinaloa, señaló que era un hecho que el estado tendría un nuevo equipo de Primera División, el cual se llamaría Mazatlán FC. Aclaró que el dueño seguía siendo Grupo Salinas y la única inversión del erario fue la construcción del estadio, el cual, diferentes fuentes, tuvo un costo de 652 millones de pesos.

27 de mayo: Con el transcurso de las horas, Roberto Hernández declaró que, durante sus 24 años laborando con Monarcas, nunca tuvo problemas económicos, la gente respondía de buena forma en las tribunas y supuso de que habría otros motivos para su mudanza.

30 de mayo: Días más tarde, se vieron 6 camiones de mudanza sacando material del Estadio Morelos.

01 de junio: Apenas ayer, Proceso dio a conocer que esta situación pudo ser obra de un chantaje. De acuerdo con el medio, Grupo Salinas le exigía al gobierno michoacano 400 millones de pesos anuales para mantener al equipo, algo que fue rechazado tomando en cuenta la situación económica del país tras la pandemia. 

Desde semanas atrás las dos partes estuvieron negociando, pero al no llegar a un acuerdo, Azteca comenzó a meter presión a través de sus programas con información sobre la mudanza, logrando su cometido.

02 de junio: El día de hoy, Monarcas Morelia, a través de un comunicado, hizo oficial que la franquicia abandonará la ciudad para jugar en Sinaloa. Minutos después, la Liga MX informó que la directiva purépecha había enviado los documentos correspondientes para el cambio de nombre y sede del equipo.

Es así como un club con 70 años de historia, en menos de un mes, pasará a una nueva plaza que vivirá las mieles de la Primera División por primera vez. Hay que recalcar que la liga mantuvo el tema en total incertidumbre, dejando entrever muchas irregularidades en las negociaciones.


¿Cuál es el futuro de Mazatlán FC?

Como confirmó hace unos días el gobernador Quirino Ordaz, el nombre oficial del equipo será Mazatlán FC. El estadio con capacidad para 25 mil aficionados, que aún no tiene nombre, se encuentra en sus etapas finales de construcción, específicamente en los alrededores. Asimismo, esta semana se empezó a instalar el material que fue sacado del Estadio Morelos y que ahora será parte del nuevo equipo.

En el plano deportivo, los elementos que jugaron el Clausura 2020 tendrán que mudarse a Mazatlán para empezar de cero con el club. La ventana de transferencias se mantendrá igual, por lo que algunos futbolistas tienen un futuro incierto. En la dirección técnica, y con la salida de Pablo Guede, muchos medios manejan la posibilidad de que Juan Francisco Palencia sea el nuevo entrenador.