En caída libre. Así podemos calificar la carrera de Philippe Coutinho luego de anunciar su salida del Liverpool en el 2018. El brasileño ha estado muy lejos de aquel futbolista que fue determinante en tantas noches en Anfield. A pesar de ser uno de los fichajes más caros en la historia del fútbol (cuando fue traspasado al FC Barcelona), el futuro del atacante es una verdadera incógnita.

Karl-Heinz Rummenigge confirmó en últimas horas que el Bayern Munich no ejercerá la cláusula de compra por él, la cual estaba estipulada en 120 millones de euros, por lo que tendrá que reportarse con el Barça en verano. 

¿Por qué el Bayern no lo quiso?

Claramente la crisis económica por la que atravesarán varios clubes en Europa por la pandemia generada por el covid-19 es una situación importante para que el cuadro bávaro no piense en retener a Coutinho. No obstante, la razón primordial pasa por lo deportivo, pues no ha demostrado ser vital para el cuadro titular y muestra de ello es que el Bayern irá al mercado este verano por otro atacante, específicamente Leroy Sané. En su única temporada en la Bundesliga, Philippe ha marcado 9 goles y ha brindado 8 asistencias en 32 partidos disputados, cifras por debajo de lo esperado. 


¿Qué pasará con él en el Barça?

Ante esto, el ex futbolista del Liverpool tendrá que reportar con Quique Setién para la pretemporada de la campaña 2020/2021, sin embargo, y aunque es del agrado del entrenador, todo parece indicar que la directiva buscará venderlo para poder capitalizar otras contrataciones.

En el plano deportivo, el FC Barcelona sufre un 'overbooking'. Para verano tendrán en la plantilla a un total de 35 jugadores; 19 del primer equipo, 6 canteranos que entrenan con el primer equipo, 2 fichajes confirmados (Matheus y Trincao) y 8 cedidos, dentro de los cuales está 'Cou'. Por si fuera poco, muchos han sido los rumores de que se sumarán Miralem Pjanic y Lautaro Martínez, quienes restarán lugares tanto en el mediocampo como en el eje de ataque. Otra situación importante es el alto salario que presume el atacante, a quien no pondrán por delante de Messi, Suarez y compañía en la parte económica.

De igual importancia es que el Barça desembolsó en su momento 145 millones por él, cifra que en el mercado nadie va a pagar, y con la crisis del coronavirus, menos, por lo que el cuadro blaugrana espera no tener tantas pérdidas al momento de buscar su transacción. En la cláusula de préstamo con el Bayern estaba tasado en 120, monto que tendrá que bajar todavía más.


¿Cuál será el futuro de Coutinho?

Lamentablemente para el brasileño, actualmente se encuentra lesionado y es muy complicado que pueda revalorizarse en el mercado durante los últimos meses de la Bundesliga. Sin embargo, no todas son malas noticias, pues se habla de que distintos equipos de la Premier League han preguntado por él.

Dentro de los interesados se encuentran el Manchester United, el Arsenal, el Chelsea y el Tottenham, de los cuales los 'Blues' tendrían ventaja para hacerse con sus servicios. Aunado a esto, la inminente compra del Newcastle United por el consorcio árabe ha abierto la posibilidad de que Coutinho sea la piedra angular del proyecto, quien tendría el 'ok' de Mauricio Pochettino, posible próximo director técnico de 'Las Urracas'.