Con el paso de los años, Cruz Azul se ha convertido en uno de los equipos deportivos que más polémicas genera. Hablamos de cosas como la salida de Peláez, los supuestos pagos por perder campeonatos, más actualmente, la salida de Igor Lichnovsky, y la joya de la corona, la orden de aprehensión de Guillermo Álvarez Cuevas, presidente del club y director de la Cooperativa.


Como es bien sabido, desde principios del mes de septiembre del presente año, 'Billy' Álvarez ha sido prófugo de la justicia al ser acusado de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Estas acusaciones llevaron a que Álvarez dejara su cargo luego de 32 años éste, en el que únicamente pudo conseguir un título de liga, poniendo fin así a uno de los reinados más tenebrosos por parte de un dueño en el fútbol mexicano.

Mediante un comunicado emitido el pasado fin de semana, la Cooperativa Cruz Azul anunció que se dictó sentencia de una asamblea realizada en 2018, y que luego de dos largos años de espera, falló a nombre de José Antonio Marín Gutiérrez y Víctor Manuel Velázquez Rangel, quienes habrían sido elegidos por gran parte de los socios para tomar el cargo.

Asimismo, los nuevos presidentes realizaron un video de presentación en el que dejaban en claro varios puntos, entre ellos se destacó que la Cooperativa se encontraba en un gran punto financiero, así que no sería ningún problema seguir trayendo grandes nombres al equipo, e incluso se habló de un proyecto para un nuevo estadio en un plazo de dos años.

También se tocó el tema referente a la salida de Lichnovsky, dando a entender que las cosas que pasaban en el club están por cambiar. Parece que los nuevos encargados no están nada contentos con el cómo manejaba las cosas su sucesor así que ellos se encargarán de llevar por buenas riendas al equipo.

Sin embargo, hay que recordar que anteriormente, estos hombres también han enfrentado acusaciones de fraude, en concreto, José Antonio Marín, quien fue investigado por la Fiscalía General del Estado por presuntos pagos ilegales de 78 millones de dólares con dinero de la Cooperativa. Y las cosas no terminan ahí para los nuevos comisionados, puesto que hay socios que no se encuentran de acuerdo con la decisión tomada, tanto que han decidido impugnar en contra del juicio, para intentar así revocar la decisión y esperar a realizar una nueva asamblea para elegir a otro representante.

Y es que luego de tantos años de corrupción en los que Guillermo Álvarez estuvo a cargo del club y la Cooperativa, parece que el recuerdo de su padre, con quién Cruz Azul logró ascender a primera y conseguir 5 títulos de liga, sigue presente para varios de los socios. 

Aunque la afición sigue pidiendo a gritos a Carlos Hermosillo como presidente del club, veremos si las decisiones de los nuevos comisionados logran enamorar a la fanática que anhela con ver a su equipo poder levantar su novena copa.