Pónganse cómodos, compren palomitas y vean todo lo que unos payasos pueden hacer.

Primero se elimina el ascenso y descenso, después se desaparece una liga, se cambia un equipo de sede y ahora también hay instituciones 'non gratas' en el país. Todo eso corresponde a las recientes decisiones de los directivos de la Liga MX que cada vez pierden más credibilidad ante los ojos del mundo, con acciones arbitrarias y absurdas que afectan el desarrollo del fútbol.

Los Leones Negros de la UDG son uno de los equipos que ha visto cómo se diluyen las oportunidades de estar en la primera división, pues ahora han dado a conocer que estuvieron interesados en la plaza 19 y 20 que planeaban dar para la Liga MX, sin embargo, en cuanto mostraron su interés les fue negada esa posibilidad. Aún sin saber las razones de su no certificación, el presidente del club, Alberto Castellanos, externó su sentir ante las constantes negativas de los directivos para la obtención de un equipo en el máximo circuito, consiguiendo solo un “pregunta a los dueños de multipropiedad si quieren vender” por parte del presidente de la liga, Enrique Bonilla.

Es una vergüenza todo esto, pues hace unos días se confirmó la mudanza de Monarcas Morelia a Mazatlán, un lugar sin historia ni antecedentes en el fútbol, entonces ¿por qué Mazatlán sí y UDG no?


Esto cada vez se vuelve más oscuro y abusivo por parte de los directivos que parecen solo preocuparse por lo comercial, dejando de lado el interés deportivo y la lealtad del aficionado. Aunado a esto, la Liga MX ya enfrenta un caso ante el TAS por la desaparición del Ascenso MX y podrían venir más problemas si continúan con estos actos que van en detrimento del fútbol y solo le llenan el bolsillo a unos cuantos.

Solo nos queda esperar el vendaval que viene llegando a México, pues una vez más se ha demostrado que no estamos cerca de ser una potencia, que no nos importa el fútbol, que se hará lo posible por tener más dinero y fortalecer intereses. 

Esta es mi carta a la Federación: Dejen de hacerle daño a este deporte y por primera vez preocúpense por los aficionados, futbolistas, trabajadores y colaboradores, pues son ellos los que hacen esta liga y los que la mantienen a flote, están a tiempo de reparar sus actos, HÁGANLO.