“El VAR no está dando la talla que todos queríamos. Desde que ha pasado el post confinamiento han habido muchos partidos que no ha sido equitativo y ha favorecido al mismo, y muchos equipos se han visto desfavorecidos”. Estas fueron las declaraciones de Josep María Bartomeu tras el término de la jornada 34 de La Liga Santander, certamen que se presume como la mejor liga del mundo. Pero yo cuestiono, ¿El presidente de uno de los dos equipos más importantes del país-y del mundo- quejándose del VAR, es digno de la mejor liga del mundo? No creo. Y no sólo Bartomeu, futbolistas del Real Madrid también han salido a entrevistas post partido a criticar el Video Assistant Referee cuando éste no les favorece, cuando la realidad, es que ni los merengues, ni el FC Barcelona, han mostrado un nivel digno del plantel que tienen.

Dejando un lado todas las jugadas polémicas, de las cuales semana con semana se hablan en los diarios españoles, hay que tocar un punto importante: El rendimiento de ambos clubes está muy por debajo del potencial que pueden alcanzar con las plantillas que tienen, y no hablo del rendimiento post cuarentena; este intermitente nivel de juego lo han mostrado desde el inicio de la competición.

Real Madrid

Centrémonos en los líderes. Si bien es cierto que el estilo de Zidane no es espectacular, es pragmático y da resultados. Sin embargo, un equipo que tiene nombres como Karim Benzema, Eden Hazard, Gareth Bale, James Rodríguez, Isco, entre otros, no puede tener tanta dependencia en la zona defensiva. La línea de atrás de 'Zizou' ha dado cátedra esta temporada y pueden presumir ser la mejor defensiva de España con únicamente 21 goles encajados, no obstante, el nivel de los atacantes 'merengues' ha dejado mucho qué desear, sin contar a Benzema.

El ariete francés ha liderado la ofensiva del club con 17 tantos, siendo el segundo mejor goleador del certamen. Por si fuera poco, 'El Gato' ha repartido 7 asistencias, por lo que también es el número 1 de su equipo en ese rubro. Los datos alarmantes vienen ahora: Los siguientes máximos anotadores del conjunto blanco en el torneo liguero son Ramos (10 goles), Kroos (4), Casemiro (4) y Vinicius (3). Es increíble que ningún otro delantero supere, tan solo, los 5 tantos, a pesar de que haya muchos factores como lesiones, el parón, etc. Un club como el Real Madrid no puede tener estos números; entre James, Isco, Hazard, Bale, Lucas Vázquez, Jovic, Asensio, Brahim, Mariano, Rodrygo y Vinicius suman 28 goles en todas las competiciones, apenas cuatro más que los que ha marcado Benzema en todo el año.

Hoy el Madrid apela al estilo práctico que ha impregnado Zinedine pero un equipo tan chato al momento de atacar no es propio de la grandeza del club. De no ser por la sólida defensa que ha tenido el equipo, además de las contribuciones importantes de sus mediocampistas, estaríamos hablado de una temporada desastrosa. 


FC Barcelona

Por su parte, el Barça vive un presente turbulento. A comparación con los merengues, ellos son la mejor ofensiva de La Liga, pero sus números en defensa son preocupantes, pues hay 6 equipos que permiten menos tantos que los culés. En el plano individual es imposible pensar en qué sería de este club sin el aporte de Lionel Messi, quien suma 22 goles y 19 asistencias, liderando ambos rubros en toda la liga.

Por otro lado, y a pesar de las críticas, Antoine Griezmann ha aportado su 'granito de arena' en su temporada debut. El campeón del mundo tiene 9 goles y 4 asistencias en sus registros, solo por debajo de Messi y Suárez en ambos renglones.

Ahora, el tema no pasa solo por las fuertes críticas que ha recibido Quique Setién, que se ve que no la ha pasado nada bien desde que llegó al banquillo; es una realidad que el rendimiento de futbolistas importantes en la zona defensiva es clave. Haciendo un breve repaso, Gerard Piqué cada vez más sufre la parte física y de velocidad; Jordi Alba ha venido a la baja; entre que se va y se queda, Semedo tampoco ha destacado como la directiva esperaría y dentro de lo destacado está Lenglet, que le ganó el puesto a un Umtiti que ha caído dramáticamente en cuanto a rendimiento y minutos de juego se refiere. Por si fuera poco, parece ser que las decisiones de Bartomeu no han hecho más que dejar inconformes a muchos futbolistas del primer plantel y es evidente que lo están reflejando en el campo de juego.


De esta forma, la prueba de fuego que tienen ambas escuadras viene en agosto, con el nuevo formato de la Champions League. El Madrid tiene que cerrar una llave 'bravísima' ante el Manchester City, mientras que el Barça tendrá que superar a un Napoli que no le pondrá las cosas sencillas. Y en caso de perder, no habrá una excusa sobre el VAR que valga.

La gente blaugrana como la 'merengue’ debe dejar el reiterado discurso sobre el favoritismo del Video Assistant Referee, que si a alguien ayuda, es a ellos. Los que presumen ser los dos mejores equipos del mundo deben ponerse a jugar, mostrar el nivel que su plantilla debería tener y dejarse de excusas 'VARatas'.