Sin billetazos y con base en un buen fútbol, el Atalanta de Italia es hoy por hoy uno de los equipos más letales del mundo y el segundo más goleador de Europa con 93 goles a favor. Sólo es superado por el Bayern, que acabó la Bundesliga con 100.

La escuadra de Bérgamo es la revelación del balompié mundial; marcha segundo en la Seria A y mantiene vivo el sueño de conquistar 'el viejo continente’, manteniéndose en la pelea por la UEFA Champions League.

El trabajo de Gian Piero Gasperini en el banquillo ha puesto las miradas y los reflectores en un equipo que no solo es contundente, sino que juega muy pero muy bien a la pelota, que divierte y se pone al tú por tú con los llamados 'grandes', incluso ha llegado a golear a algunos.

En el futbol moderno es muy difícil hacer un cuadro modesto tan ofensivo, teniendo en cuenta a las grandes billeteras que enfrentan, sin embargo, han demostrado que los altos presupuestos pasan a un lado cuando encuentras y colocas las piezas en una posición perfecta, aunado a una táctica que se adapta al molde y características de cada futbolista, para así propiciar un buen funcionamiento colectivo que desencadena un ataque constante para hacer daño al equipo que sea.


¿Cómo para el Atalanta? ¿Cuál es el esquema táctico que utiliza Gasperini?

Los 'nerazzurri' saltan al campo con una 3-4-1-2 o 3-4-2-1, el parado varía dependiendo del trámite del partido y del rival. Casi siempre los defensores son Rafael Todoi como stopper por derecha, Caldana como central y Djimsiti como stopper por izquierda; los cuatro jugadores en el medio del campo son Castagne que funge como carrilero por derecha, Gosens por el carril izquierdo, mientras que los dos interiores son Marten de Roon y Remo Freuler.

El ataque se compone con Mario Pasalic, Alejandro 'Papu' Gómez y como '9' nominal Duván Zapata. Durante los 90 minutos, Pasalic suele acompañar a Zapata para hacer el 2 a 1, pero casi siempre baja a la mitad de la cancha para empezar a orquestar las jugadas junto al 'Papu', que es el volante creativo principal, o sea, el que parte y reparte.

A esto hay que sumarle las variantes; revulsivos como Muriel e Iličić, que agarran cansados al rival y terminan de liquidarlos. 

Plan 'ahogar al rival'

La mayoría de las veces el equipo que se enfrenta al Atalanta se ve obligado a jugar largo y dividir la pelota debido a la presión alta que realiza el cuadro de Bérgamo, que como filosofía de juego siempre aprieta la salida de su contrincante.

Pero eso no es todo, a diferencia de otros equipos, los dirigidos por Gasperini marcan de forma individual pero no pegado a los rivales, es decir, que cada uno de sus futbolistas marcan a los jugadores que no tienen la pelota e intentan bloquear las líneas de pase, lo que hace muy difícil que el equipo contrario pueda salir jugando, recuperando la pelota en la mayoría de las ocasiones.

Algo similar sucede en el momento que van a la ofensiva, el Atalanta cuando ataca lo hace con varios jugadores que pisan el área rival con la oportunidad de disparar a puerta; desde sus laterales ofensivos, interiores, los enganches y el 'punta'. Con esto, el rival no sabe a quién marcar y quedan espacios libres mayormente por la banda contraria a donde el equipo está defendiendo, a espalda de sus defensores.


La letalidad al atacar

La principal virtud de este equipo es jugar de forma vertical y romper las líneas de los rivales con pases filtrados al espacio, latigazos aéreos y cambios de juego, mucho ojo aquí, no son 'pelotazos', casi siempre son pases largos con toda la intención de buscar a un compañero.

El Atalanta tiene a tres jugadores con 15 goles o más; desde la Juventus en el torneo de 1962, ningún equipo había logrado tener tres jugadores con una quincena o más de goles en Serie A, Atalanta igualó dicha marca esta temporada con Muriel (17), Duván (16) e Iličić (15). Es más, tiene tres fechas para que otros jugadores lleguen a dicha cifra: Robin Gosens y Mario Pasalic (ambos con 9).

La clave en el ataque del combinado “nerazzurri” es la siguiente: Normalmente el titular es Duván Zapata, jugador imponente físicamente, con buen juego aéreo y constantemente está chocando con la defensa rival, los desgasta de manera importante, además de que sabe jugar de pivote, recibir de espaldas, aguantar la bola y claro está anotar goles, con ese olfato y gran definición.

Si Zapata no anota, seguro alguien que venga de atrás y de frente a la portería lo hará, como el 'Papu' o Pasalic.

Para finalizar los partidos, Luis Fernando Muriel entra para hacer trizas al rival con su velocidad y desequilibrio.

Otros datos importantes del equipo revelación

El carrilero Robin Gosens ha sido el defensor que más ha participado en goles a lo largo de la temporada, teniendo en cuenta a que ha estado involucrado en 16 tantos que el Atalanta marcó, siendo autor de 9 y dando 7 asistencias.

Además, cuenta con el jugador con el mayor promedio de gol en Europa, que es el colombiano Luis Fernando Muriel, revulsivo por excelencia, suma 17 dianas en mil 76 minutos jugados, prácticamente el colombiano anota un gol cada 63 minutos, estadística que nadie tiene en las grandes ligas europeas.

Ver esta publicación en Instagram

Papu Gómez llegó a las 15 asistencias en esta temporada tras el empate de ayer ante la Juventus, con esto, y a falta de 6 jornadas por jugar, es el futbolista con más pases para gol en los últimos 15 años de Serie A 🤯

Una publicación compartida de Legado Fútbol (@futbollegado) el

Otro punto a resaltar es que a pesar de haber marcado 93 goles en el calcio ningún jugador italiano del Atalanta ha podido anotar a lo largo de la temporada.

Por último, Atalanta es líder de goles en la tabla general de la Serie A, con sus 93 dianas mantiene un promedio de 2.83 goles por partido, infinitamente superior a los demás clubes italianos. Por si fuera poco, tiene la mayor cantidad de remates (476) y asistencias en liga (60), siendo el ‘Papu’ Gómez líder en dicha tabla con 16. Incluso, el argentino se convirtió en el primer futbolista en pasar la barrera de los 15 pases para gol en la liga italiana en los últimos 15 años.