En un sistema tan competitivo como el de las grandes ligas, los jóvenes tienen cada vez menos oportunidades para brillar en los máximos circuitos. Torneos como el Preolímpico son los que sirven como un pequeño empujón para que los chicos tengan la oportunidad de brillar y cumplir el sueño de representar a su selección en la categoría mayor.

A unos cuantos días del arranque de la antesala de los Juegos Olímpicos, los seleccionados ya entrenan con la única mentalidad de clasificar a Tokio 2021. Para estar pendiente de algunos de los nombres que pintan para hacer mucho, hoy te presentamos a las 5 jóvenes promesas a las que no debes quitarle el ojo de encima en este Preolímpico de Concacaf:

Eric Calvillo – El Salvador

Con 23 años y luego de pasar por las juveniles de la selección estadounidense, Eric Calvillo finalmente se decidió por jugar con el país de su madre, El Salvador. 

La federación salvadoreña firmó un nuevo proyecto a largo plazo trayendo desde un nuevo director deportivo hasta la contratación de varios scouters. La llegada del excapitán del combinado americano es una de las piezas claves para esta nueva etapa, en la que intentará llevar a El Salvador a los Juegos Olímpicos por primera vez.

El mediocampista se desempeña en la United Soccer League, la segunda división estadounidense, donde jugó 20 partidos y marcó un tanto el último año. Sin embargo, pertenece al San José Earthquakes de la MLS, liga en la que ha disputado 12 cotejos.


Manfred Ugalde – Costa Rica

Costa Rica ha encontrado en Manfred Ugalde al gran '9' que tanto habían buscado. Con apenas 18 años, el tico marcó 16 tantos en su primera temporada como titular en la primera división de su país. Lo anterior le valió el boleto para emigrar a Europa de la mano del Lommel, en la Primera División B de Bélgica, club en el que lleva 11 anotaciones en 12 partidos. Con todos estos antecedentes era imposible no convocarlo.

Ugalde tendrá la oportunidad de demostrar su valía, no únicamente en cuanto a su capacidad individual, sino también la de su equipo, que intentará ser uno de los dos equipos que llegarán a Tokio.


Santiago Muñoz – México

Mucho se ha hablado estas últimas semanas de Santiago Muñoz en México. El originario de El Paso, Texas, ha tenido la oportunidad de ver sus primeros minutos en primera división con el escudo de Santos y ha logrado cumplir bastante bien. Quien fuera uno de los tantos jóvenes que brilló en el Mundial sub-17 del 2019 ha logrado jugar la mayor parte de los partidos en el presente Guardianes 2021, en el que ya acumula 3 tantos.

Aunque apenas está comenzando, las oportunidades que ha tenido le han caído muy bien, lo que le aseguró su lugar con la selección azteca de último minuto. Con la ilusión de representar al conjunto mexicano en los Juegos Olímpicos e intentar llegar a otra final.


Jesús Ferreira – Estados Unidos

Nacido en Colombia y nacionalizado estadounidense, Jesús Ferreira se une a la reciente cantidad de promesas que se han desarrollado en la MLS. Tras una buena temporada en la USL, donde jugó 14 partidos y marcó 6 goles, el FC Dallas se quedó con su carta y le dio la oportunidad de brillar en la máxima categoría de Estados Unidos.

Ahora, con 20 años, a pesar de seguir siendo un jugador bastante joven, llega con un perfil maduro y listo para volverse una de las caras de la selección americana para este torneo. Ferreira incluso ya debutó con la selección mayor y marcó sus primeros dos tantos, por lo que puede que estos partidos sean los últimos con el cuadro juvenil. Incluso podríamos decir que tiene las horas contadas para emigrar al fútbol europeo.


Jonathan David – Canadá

Si bien Canadá nunca había sido un equipo que se considere importante o temido por los equipos de Concacaf, parece que las cosas han cambiado. Si la irrupción de Alphonso Davis le dio más valía a la escuadra canadiense, definitivamente Jonathan David también será un gran peligro para las defensas.

Con apenas 21 años, David ya se encuentra jugando con el Lille en la Ligue 1. A pesar de su corta edad, no le tomó mucho llegar a Europa puesto que fue llamado por las inferiores del Genk belga cuando apenas tenía 18 años. Durante su estancia en Bélgica jugó 27 partidos y marcó 18 tantos, terminando como máximo goleador de la liga. Desde su llegada a Francia las cosas han ido bien para la ‘bestia canadiense’, quien ya lleva 9 goles y sigue contando.

Con su convocatoria, parece que los de la hoja de maple darán muchísimo de qué hablar e incluso puede que sean uno de los equipos que logre firmar su pase a la final.