El fútbol ha terminado convirtiéndose en un negocio muy rentable para algunas empresas y personas que buscan generar una gran cantidad de ingresos a través de su equipo. Desafortunadamente, son muy pocos los clubes que realmente consiguen mantenerse aún con una mala directiva controlándolos.

El problema es cuando los intereses logran estar más arriba que el bienestar deportivo, ya que esto termina por consumirlos y ser absorbidos por la alta demanda que se requiere en las mejores ligas.

Aunque un directivo puede vender el club e intentar limpiarse las manos, siempre serán recordados por haber manchado la historia de clubs tan míticos como los que te presentaremos a continuación. Te dejamos 5 equipos importantes que han caído en quiebra:

Wigan Athletic

Este es uno de los casos más recientes. Ante la pandemia provocada por el COVID-19, tristemente muchos equipos se encontraron con situaciones económicas muy difíciles, tal es el caso del Wigan. Aunque venía acarreando unos cuantos problemas financieros desde bastante tiempo atrás, fue finalmente este año, luego de descender a la League One (tercera división), que el equipo dijo no poder mantenerse.

Actualmente los directivos buscan arreglar los problemas que puedan surgir en la entidad, sin embargo, han comentado que buscarían únicamente cubrir lo necesario para terminar la temporada y, posiblemente, después buscar vender al equipo.

Colo Colo

El club más ganador de Chile no queda exento. En 2004, el Colo Colo atravesó por una etapa muy oscura en su historia luego de acumular una deuda por más de 70 millones de dólares. A la directiva no le quedó más remedio que declararse en bancarrota, pero para evitar perder todo lo que habían hecho decidieron vender sus activos. Desde jugadores, el estadio y sus instalaciones deportivas, todo lo que alguna vez había hecho el equipo parecía no importar.

Fue así como cedieron la entidad a la empresa Blanco y Negro, quienes empezaron a manejar todos los hilos del conjunto chileno, lo que lo llevaría a renacer históricamente, eso sí, nunca tuvieron qué perder la categoría. Aunque, hoy en día, los problemas que se presentan en Colo Colo son por falta de resultados, pues se encuentran en playoffs de descenso, algo histórico para un club como éste. 


Parma

Crespo, Buffon, Zola y Cannavaro son algunos jugadores que vivieron la etapa de oro de este equipo italiano. A pesar de no poder levantar el título de Liga, el Parma pudo alzar la Recopa de la UEFA, lo que le daría bastante reconocimiento internacional. Pero la historia que estamos por contar no es esa, sino de sus días más oscuros. En 2015, el Parma entró en una crisis económica, lo que les alejó de poder jugar algunos partidos, así como también de salvar la categoría.

Para empeorar las cosas, su presidente fue detenido por fraude y lavado de dinero, lo que únicamente mermó la situación en el vestuario, puesto que los futbolistas empezaron a negarse a jugar por falta de pago. Ese mismo año, el club desapareció pero renacería gracias a sus aficionados como el Parma Calcio 1913 en la Serie D. Recuperó la máxima categoría en el 2018 completando uno de los ascensos más rápidos en Italia.


Napoli

Después de la salida de Diego Armando Maradona del Napoli, el club cayó en una época muy difícil, tanto así que incluso descendieron de la Serie A tras 32 años en primera división, pero las cosas irían a peor cuando en 2004 tuvieron que declararse en quiebra.

En la temporada 2002-2003, el Nápoles estuvo a nada de descender a la tercera división lográndose salvar en la última jornada. Fue al término de esta misma campaña que el equipo desapareció, pues ya no pudieron seguir sosteniendo económicamente a la entidad. 

Tuvo que aparecer Aurelio De Laurentiis, actual presidente del club napolitano, quien invirtió 40 millones de euros en el nuevo proyecto del Nápoles Soccer (nombre temporal del equipo) en la tercera división, para años después regresarlos a primera y mantenerlos luchando por el título.


Borussia Dortmund

El Borussia Dortmund tuvo que sacrificar mucho para poder destacar entre el resto de sus competidores. A pesar de todo lo que había hecho años atrás, en 2005 el club acumuló una deuda de 170 millones de euros, esto debido a la fuerte inversión que habían hecho para la compra de jugadores.

Esto los mantuvo varios años por debajo de lo que se esperaría; eso sí, lejos del descenso. El club tuvo que vender a muchos futbolistas, instalaciones, incluso su estadio que desde ese momento comenzó a llamarse Signal Iduna Park, ya que le empezó a pertenecer a la empresa de seguros.

Fue gracias a un préstamo del Bayern Múnich que el club pudo salvarse de la quiebra y, desde ese instante, las cosas cambiaron para los alemanes, quienes dejaron de lado el comprar jugadores a gran precio y decidieron empezar a echarle un ojo a su cantera. Con esto y la llegada de Jürgen Klopp al banquillo, el Borussia Dortmund pudo regresar a ser el club importante que alguna vez fue y como lo conocemos actualmente.