Desde que Roman Abramóvich compró al Chelsea en 2003, una gran cantidad de jugadores de renombre han pasado por sus filas, sin embargo, entre la larga lista de estrellas del club, hay algunos que simplemente no pudieron demostrar lo que valían. Estos son los jugadores que no pudieron ganarse la ovación de los aficionados de Stamford Bridge:

Mohamed Salah

Durante un partido de Champions entre el Basilea y el Chelsea, Mo Salah repartió una cátedra para lograr que su equipo se quedara con la victoria, fue así como en 2013 fue fichado como una promesa para el club blue. Sin embargo, el egipcio no pudo encontrar su mejor forma al mando de Mourinho, logrando marcar únicamente un total de 2 goles. Después de salir por la puerta de atrás, se reencontró con su mejor versión jugando para la Roma y hoy en día puede darse el lujo de presumir una Champions League con el Liverpool.


Kevin de Bruyne

De Bruyne es otro de los jugadores que no encontraron su mejor forma al mando del estratega portugués, y es que después de llegar al Chelsea en 2012 procedente del Genk, el belga no tuvo oportunidad de debutar, y en menos de dos meses, se fue cedido al Werder Bremen. Al regresar, se encontró nuevamente con nulas oportunidades y salió del club en 2014, dos años después de su fichaje. Hoy por hoy es un jugador que no puede faltar en la alineación del Manchester City de Pep Guardiola, siendo uno de los elementos claves para que el club Citizen lograra reinar la Premier League en dos ocasiones.


Filipe Luis

Filipe Luis destacó en su etapa con el Atlético de Madrid, lo que llevó a que el Chelsea, en un intento por mejorar su defensa, lo fichara en 2014. No obstante, pasó sin pena ni gloria, pues disputó un total de 26 partidos y con un solo gol. Regresó al Atleti la temporada posterior, donde pudo consagrarse con una Europa League, antes de retornar a Brasil con el Flamengo y conquistar la Copa Libertadores.


Romelu Lukaku

Lukaku llegó con 18 años al Chelsea en 2011, luego de un excelente paso por el Anderlecht. Su corta edad fue un impedimento para que viera minutos y se fue cedido al West Brom. Una vez de regreso, tuvo un par de oportunidades, pero de nueva cuenta salió cedido, en esta ocasión al Everton, donde encontró su mejor forma. Con un total de 15 partidos jugados y únicamente una asistencia, terminó saliendo al club de Merseyside en 2014. Luego de un increíble paso con los Toffees, fue fichado por el Manchester United, en donde demostró un gran instinto goleador. Hoy en día disfruta de un buen momento con el Inter de Milán. 


Juan Cuadrado

Cuadrado tuvo un paso fugaz por el Chelsea, luego de una gran temporada con la Fiorentina. Mourinho lo buscó para reforzar su delantera, sin embargo, con únicamente 12 partidos jugados, salió cedido a la Juventus. Regresó a Stamford Bridge para jugar un cotejo y volver a salir cedido. Finalmente, en 2017 la Vecchia Signora se hizo con la carta del jugador colombiano. Aunque las lesiones han detenido un poco su carrera, Cuadrado sigue siendo una de las piezas claves para Sarri.