Ambientada en el sudeste asiático, Raya es una niña que vive en un reino llamado Kumandra. Este lejano y recóndito territorio está habitado por una civilización milenaria que tiene cinco tribus. Con la firme idea de que las tribus pueden  volver a unirse, el papá de Kaya decide celebrar una fiesta para los líderes actuales de las tribus. Durante la fiesta, Raya entabla amistad con la hija del jefe Virana de la tribu Colmillo, Namaari. La protagonista le muestra a Namaari la ubicación de la gema, pero ésta, la traiciona, revelando que está tratando de ayudar a Colmillo a robarla. Alertados del ataque, Benja y las demás tribus llegan al cuarto y luchan por la gema, que queda destruida en cinco pedazos. Mientras cada tribu roba un trozo del orbe y huyen.



Durante los siguientes seis años, Raya recorre Kumandra para encontrar a Sisu, la última dragón y ayudarla a recuperar las piezas perdidas del orbe con la esperanza de recuperar el balance a la tierra.

Me gustó, especialmente las escenas de acción, así como las armas que usaron, siento que van mucho de la mano con la cultura asiática y los video juegos de hoy. Aún así, tuvo sus momentos lentos y sentí que Sisu es una Dori en dragón y eso me distrajo durante la película, pero eso no evitó que quedara deslumbrado por la calidad del realismo, especialmente en escenarios, así como su buen uso de animación en 2D y en 3D.

Está disponible en Disney Plus gratis sin accesos premier. 


Escrito por Isaac Ballesteros Barba