A finales de los 90's apareció el actor que más prometía y que parecía que tarde o temprano terminaría llevándose todos los reflectores. Comedia, drama o acción, no había un género que se le complicara interpretar. Sin embargo, una serie de malas películas, un abuso, el divorcio con su esposa y la muerte de su mamá, harían que su carrera no tuviera su, tan esperado, despliegue. Estamos hablando de Brendan Fraser.

Tras la aparición de Fraser en la alfombra roja de su película más reciente, 'No Sudden Move', mucho se ha hablado sobre su figura, lo que ha detonado una gran preocupación entre las personas que asocian esto a su depresión. No obstante, no pueden estar más equivocados puesto que aunque el actor declaró que sí tuvo depresión, su aumento de peso fue debido al rol de una de sus próximas cintas.

Pero antes de seguir platicando sobre Brendan, es momento de que repasemos un poco más a fondo su carrera:

Inicios

Brendan James Fraser nació el 3 de diciembre de 1968 en Indianápolis. Estudió en la Cornish College of the Arts en Seattle puesto que no únicamente se encontraba interesado en la actuación, sino que también tenía una pasión por la fotografía. 

El plan de Fraser era bastante sencillo, una vez que terminó sus estudios en la escuela de arte en 1990, buscó entrar a la Universidad de Texas. No obstante, en un cambio de planes, mientras pasaba por Hollywood decidió quedarse en Los Ángeles e intentar buscar una oportunidad en el mundo de la actuación.

Fue así como en 1991 conseguiría un papel menor en 'Dogfight' y, un año después, obtuvo su primer protagónico en la comedia 'Encino Man', donde interpretó a un cavernícola descongelado en los 90’s. Las cosas no terminarían ahí para el actor pues también pudo compartir la pantalla con otras estrellas en ascenso como Ben Affleck, Matt Damon y Christopher O’Donnell en 'School Ties'.

Ambas películas le valieron una nominación al actor más prometedor de la Asociación de Críticos de Chicago.


Salto a la fama

Luego de aparecer en una larga lista de films, llegó su turno de probar las mieles del éxito, esto de la mano, como no, de Disney. La empresa del ratón le dio el empujón que necesitaba su carrera con ‘George of the Jungle’. Dicha cinta fue un rotundo éxito en taquilla alcanzando un total de 174 millones de dólares a lo largo del mundo, e incluso la crítica alabó a Brendan diciendo que fue su actuación la que le dio vida a la película.

Esto le valió ser considerado para muchas otras producciones de renombre como 'Gods and Monsters' junto al legendario Ian McKeller, cinta en la que le dio vida al jardinero del director de ‘Frankenstein’, James Whale, quien hablaría sobre la homosexualidad de este último.

Y como olvidarnos de 'The Mummy' estrenada en 1999, en la cual interpretó a Rick O’Donell. Este film logró juntar 416 millones de dólares pero sería su secuela, 'The Mummy Returns', la que acumularía 433 millones, siendo la película más taquillera en su carrera.

Posteriormente, en 2004, tendría su último gran logro al ganar el premio a Mejor Reparto por el Sindicato de Actores gracias a 'Crash’, en la que compartió pantalla con actores de la talla de Don Cheadle, Sandra Bullock y Matt Dillon.


El declive

A pesar de aparecer en una gran cantidad de películas a finales de los 90’s e inicios de los 2000’s, su divorcio con Afton Smith en 2008 terminó por ir alejándolo, poco a poco, de la pantalla, hasta que en 2011 desapareció por completo. Aunque siguió teniendo una que otra aparición esporádica como cameos o roles menores, sus mejores años habían quedado en el pasado. En 2014 se reportó que se estaba quedando sin dinero al tener que pagar la pensión para su ex esposa.

Luego de varios años de ausencia, en 2018 dio mucho de qué hablar tras una entrevista con la revista GQ en la que declaró que Philip Berk, periodista y expresidente de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood, abusó de él. Fraser relató que durante una comida con los nominados al Globo de Oro en 2003, momento en el que la carrera del actor estaba en su máximo, Berk le agarró el trasero e hizo algo más que darle un pellizco.

Brendan describe que para él ese momento fue muy traumático y, en parte, una de las cosas que harían que no quisiera continuar en el mundo de la actuación, puesto que aún habiendo externado su caso, nunca recibió apoyo al tratarse de una persona poderosa en el negocio.

Todos estos sucesos, aunados a la muerte de su madre, hicieron que cayera en depresión, lo cual fue el principal motivo de que el actor pasara varios años sin filmar una película. 


Actualidad

Finalmente, en 2019 vio su regreso a la pantalla chica con 'Doom Patrol', donde interpretó a Cliff Steele y dio voz a Robotman. Pero la carrera de Fraser no ha frenado, al contrario, ahora se encuentra hacia más películas.

Intentando recuperar el tiempo perdido, el actor ha declarado que se encuentra rodando tres películas. La primera de ellas, 'No Sudden Move', ya se estrenó y está disponible en HBO MaxAhora, hablando de la reciente fotografía en la que se le ve un poco subido de peso, esto se debe a que está grabando ‘The Whale’, la cinta dirigida por Darren Aronofsky (‘Requiem for a Dream’) en la que interpretará a un preso que pesa 250 kilos.


Así que este aumento de peso no se debe a su depresión, es más, el propio Brendan ha declarado que ya se encuentra mejor e incluso, antes de empezar las grabaciones de esa película, ya se le había visto llevando un estilo de vida bastante mejor.

Así que sin más especulaciones, esperemos que este regreso a las pantallas de Fraser tenga un mejor final.