Pueden existir muchos motivos por los que un actor decida rodar una película de la que no está convencido de hacer. Varias veces puede que la trama parezca otra cosa en papel o que simplemente el director no tenga la capacidad para llevarlo a la gran pantalla y termine haciendo un desastreSon estos mismos problemas por los que muchos actores tiempo después tardan bastante para volver a encontrar un papel. No únicamente por la experiencia que te ha dado, sino porque los grandes directores ya no confíen en tus capacidades. 

Pero cuando hablamos de películas que destruyen carreras inmediatamente asumimos que son malas. Sin embargo, hay joyas que requieran tanto del actor que eso mismo pueda afectarle para encontrar más trabajo.

Hoy te presentamos la lista de películas que terminaron arruinando la carrera de sus estrellas:

Jake Lloyd - Star Wars: The Phantom Menace

Todos conocemos el desastre que terminó siendo la primera de las precuelas de Star Wars. Tras el éxito que tuvo la trilogía original, era difícil superar lo hecho, pero George Lucas confiaba en poder lograrlo.

Teniendo un personaje tan mal recibido como Jar Jar Binks, las cosas terminaron empeorando cuando los fanáticos se volvieron locos al ver a un joven Anakin Skywalker y decidieron atacar al pequeño. Lloyd ha declarado en múltiples ocasiones que: "parte de mi infancia fue destruida por la cantidad de odio que recibí a tan corta edad", tachando a Lucas como el autor de tal acto macabro.

Esta cinta fue la última en la que Jake quiso estar involucrado, cosa que no sorprende, pero para molestia del joven no fue ni siquiera su mala actuación lo que molestó a los fans, sino la cantidad de cosas que, a su punto de vista, arruinaron el universo de Star Wars.


Roberto Benigni – Pinocchio

Roberto Benigni se dio a conocer mundialmente tras escribir, dirigir y protagonizar 'La vita e Bella', cinta que le valió tres Oscar’s y el premio del jurado del Festival de Cannes. Luego de tal obra, parecía que las cosas iban a ir cuesta arriba para él, pero desafortunadamente no pintaron tal cual.

Benigni decidió adaptar su versión del clásico cuento de Pinocchio y el papel estelar tenía que ser… ¿él? Claro, porque cuando pensamos en el famoso niño de madera inmediatamente se nos viene a la cabeza un señor de 50 años.

La crítica tachó a este largometraje como uno de los sin sentidos más grandes en la carrera del actor, siendo una comedia insípida y que no lograba atrapar al espectador. Tanto así que incluso Rotten Tomatoes le asigno un 0%.

Después de estelarizar esta película no volvimos a ver a Benigni en ningún proyecto por 2 años hasta que regresó en 'Coffee and cigarettes' y posteriormente volvió a probar suerte con 'La tigre e la neve', para luego tomar otro descanso de más de 7 años.


Eddie Murphy – Pluto Narsh/Norbit

A finales de los 80’s y principios de los 90’s llegó el salto a la fama de Eddie Murphy. De haber sido uno de los grandes comediantes de stand up pasó a protagonizar importantes comedias en la gran pantalla.

'Beverly Hills Cop', 'Coming to America' o 'Dr. Dolittle' son pruebas de esto, pero para sorpresa de muchos estos días llegarían a su fin. Una vez llegado el nuevo milenio, 'Pluto Narsh' tocó a la puerta del actor y vaya que sería un grave error. La crítica destrozó la película y tachó a Murphy como: "un actor sin gracia que sus mejores años habían quedado atrás". Posteriormente llegó una serie de buenas películas para Eddie, sin embargo, el film que selló su carrera estaría por llegar.

'Norbit' tampoco logró encantar a la crítica y, aunque mucha gente le tiene mucha estima, terminó siendo una comedia estereotípica sin mucho del sabor de sus antiguos proyectos. 

Sus siguientes películas siguieron el estigma de una comedia sin mucha gracia pasando a ser olvidadas. Hasta que en 2012 finalmente llegó el momento de tomarse un descanso y no fue hasta 'Coming to America 2' que el actor se involucró en otro gran proyecto.


Chris O'Donnell – Batman & Robin

Antes de que las películas de superhéroes fueran el hit que son ahora, Tim Burton decidió innovar y presentar una nueva visión de Batman. Qué lástima que los siguientes proyectos carecieron de la imaginación de este señor.

Joel Schumacher terminó siendo el encargado de los dos últimos proyectos de la saga y llegaron actores de tanto renombre como Jim Carrey, Val Kilmer, George Clooney, Alicia Silverstone y, desde luego, Chris O'Donnell.

O'Donnell se dio a conocer gracias a 'Scent of a Woman', película por la que fue nominado como actor del mañana, y 'School Ties'. Pero lo que pintaría para ser el papel que lo lanzaría a la fama terminó sentenciando su carrera.

Tras una primera entrega que no encantó, pero que tampoco decepcionó, llegaría 'Batman & Robin', film que tendría una horrible recepción tirando todo lo construido en la anterior película para terminar haciendo una mala comedia.

Esto terminó afectando tanto la carrera del actor que nunca pudo volver a tener un rol importante en ningún otro gran trabajo, pasando a ser un cameo habitual en algunas series.


Geena Davis – Cutthroat Island

Si naciste a finales de los 90's quizá recuerdes a Geena Davis como la madre de Stuart Little o por 'Beetlejuice'. Justamente fue ésta última la que le valió el reconocimiento y posteriormente, en 1991, interpretaría un clásico del cine como 'Thelma & Louise'.

Luego del éxito de la película volvió con 'A League of Their Own', donde interpretó a una de las primeras mujeres beisbolistas. Pero como si las cosas estuvieran destinadas a apagarse, una cinta que pintaba para mucho terminó dejándola en el olvido.

En 1995 llegó a la pantalla 'Cutthroat Island' y rápidamente las cosas se fueron en picada para Davis. La cinta sufrió una serie de cambios de cast, guión y terminó costando alrededor de 90 millones de dólares. Pero lo peor vino cuando en taquilla no logró juntar más de 18 millones, esto puso en bancarrota a la productora que tiempo después terminó cerrando e hizo que el resto de directores de Hollywood dejara de ver con buenos ojos a Geena Davis.