¡LA NOVENA PELICULA DE QUENTIN TARANTINO! es lo primero que aparece en pantalla, antes de que Leonardo DiCaprio y Brad Pitt siquiera salgan en acción. No cabe duda que Once Upon a Time es pretenciosa. Quentin Tarantino te deja saber desde el momento en el que te sientas que no estás viendo cualquier película. Tarantino es sin duda uno de los directores más respetados y queridos de Hollywood. Como Christopher Nolan, Steven Spielberg y muchos otros, Quentin ha logrado mantener el equilibrio entre complacer a la crítica y a los fans. Habiendo dicho esto, Once Upon a Time in Hollywood es una de sus PEORES PELÍCULAS y en este artículo les daré mis razones.

 

Historia

La película es una monumento a él mismo, su trayectoria y es un intento de demostrar cuánto conoce de Hollywood, tanto que el director consideró necesario ponerse en el póster ¡DIRIGIENDO! El filme dura dos horas con 41 minutos y se siente aún mas largo. Para hacerles la historia corta, toda la película sucede porque Cliff Booth (Pitt) se quiere tirar a Pussycat (Qualley) y ella lo lleva a conocer a los Manson. La primera hora es una introducción a Hollywood de los años 60 durante la época donde el movimiento Hippie se hizo muy popular, así como a nuestros héroes Rick Dalton y Cliff Booth. No se necesita una hora para presentarlos, además que no aportaron nada a la historia. La segunda hora es Leonardo DiCaprio actuando en el tercer Western que Tarantino desearía filmar. Los últimos 4o minutos son sobre la familia Manson vengándose de Cliff y Dalton y JAMÁS se acercan a Sharon Tate, de quien luego hablaré a profundidad. El mismo director ha dicho que Once Upon a Time in Hollywood es “lo más cercano a Pulp Fiction” que ha hecho. La película es una combinación de la ya mencionada Pulp Fiction (1999) con Inglorious Basterds (2009) pero termina viéndose como un intento de Tarantino innovando, mientras juega a la segura con una fórmula que ya había usado antes.

 

¿Cast de lujo?

La película cuenta con vasto cast empezando por Brad Pitt, Leonardo DiCaprio, Austin Butler, Margaret Qualley y Maya Hawke, ¿olvide a alguien? Ah sí, Al Pacino quien interpreta a Marvin Schwarz, un productor de Hollywood y agente de Dalton que sale aproximadamente 10 minutos y jamás volvemos a saber de él. ¿Charles Manson? Interpretado por Damon Herriman es otro actor que salió cinco minutos y eso que la trama toma lugar alrededor de él. Manson aparece en una escena donde sigue a Sharon Tate al cine y se va, después de eso Charles Manson se convirtió en un cero a la izquierda.

 

Sharon Tate, interpretada por Margot Robbie, es simplemente una cara bonita. Tate fue una actriz que empezó con pequeños papeles en televisión hasta que incursionó en el cine, donde fue aclamada como una de las promesas de Hollywood y nominada a un Globo de Oro por su actuación en la película The Valley of the Dolls (1967). Robbie aparece, como Al Pacino, alrededor de 10-15 minutos en pantalla y no mueve la historia de ninguna manera, es más, si quitan sus escenas la película seria lo mismo. Margot Robbie sale bailando dos veces y va al cine a verse a si misma, negándose a pagar la entrada porque “sale en la película”. Lo que hizo Tarantino con Robbie después fue la gota que derramó el vaso. Dentro del cine, Tate levanta los pies sobre el asiento, algo que es bien conocido del director. El problema es que te la pone en la cara, como si la audiencia fuera estúpida o no supiera de sus fetiches. Y no es la primera vez que lo vemos: Margaret Qualley, una de las contadas actrices que brilló en Once Upon a Time in Hollywood, también lo hace sobre el vidrio del coche de Brad Pitt.

 

“¡Es Bruce Lee, güey!”

Cliff Booth tiene una pelea con Bruce Lee en el set de una película. Inicialmente Tarantino escribió que el enfrentamiento durara 3 rounds, donde Booth le ganaba a Lee en el último. Brad Pitt junto con su “stunt coordinator”, Robert Alonzo, habló con Tarantino para quitar el tercer round. Pitt dijo: “¡Es Bruce Lee, hombre!” No solo eso, sino que la manera en la que Tarantino presentó a Lee causó mucha polémica. Tanto que Shannon Lee, la hija del famoso artista marcial salió a defender a su padre y condenó a Tarantino por presentar a su difunto padre como un boca floja, presumido, altivo y busca pleitos.

 

Los Manson

Durante las primeras dos horas tenemos a varios miembros de la familia Manson que hacen su presencia en el filme y mueven la historia. Brad Pitt molesta a la familia Manson y buscan vengarse, mandando a tres nuevos personajes que nada que ver con la historia inicial a vengarse de Pitt y DiCaprio. Una vez más, ¿dónde quedaron los demás?

 

Y vivieron felices para siempre…

Once Upon a Time in Hollywood es sin duda una de las peores películas de Tarantino, más no la peor. La película tiene detalles rescatables, como el diseño: recrear el Hollywood de los 60 no es nada sencillo, algo que claramente le añadió valor a la película. Otras cosa por destacar es: Leonardo DiCaprio usando un lanzallamas. La fotografía es hermosa en cada toma y las actuaciones son espléndidas, especialmente Brad Pitt, quien sería el único miembro del cast que veo nominado durante el “Award Season”. Por último, el soundtrack de la película es perfecto. Tarantino escoge música de la época, junto con otra contemporánea e incluso incluyó “I’ll Never Say Never to Always”, canción escrita por el mismo Charles Manson. Regresando al punto original sobre el artículo (que la película no me pareció la mejor), no tomen mi palabra por hecho, Once Upon a Time in Hollywood ya está en cines desde el 23 de Agosto.