Las películas de terror nos presentan momentos tan surrealistas que, a primera vista, podría parecer que las cosas se van más allá de los límites cotidianos, lo que hace difícil de creer que estas cintas sean reales, no obstante, muchas de ellas sí que lo son.  Aunque claro, las películas de más antaño, aquellas donde veíamos monstruos, zombies, mutaciones y demás, son una clara excepción a esto, por otro lado, las cintas más actuales buscan generar más miedo a través del típico 'Basado en hechos reales'.


Por ello, y a escasos días del Halloween, te presentamos 5 famosas películas de terror basadas en casos reales:

The Conjuring

Empecemos con uno de los más obvios, la saga de 'The Conjuring' se ha destacado por presentarnos la vida de Ed y Lorraine Warren, uno de los grupos 'cazas fantasmas' más famosos en la vida real. Entre sus casos más sonados se encuentra el de Annabelle, este personaje se volvió tan popular que incluso consiguió su propia película.

La historia de la muñeca se remonta a 1970, año en el que Donna recibió de regalo de cumpleaños a esta muñeca. Aunque al principio le costaba notar que algo estaba mal, con el paso del tiempo se hizo más evidente para Donna y su compañera de cuarto Angie que la muñeca se estaba moviendo.  Un día la encontraron con manchas de sangre, así que las jóvenes de inmediato llamaron a una médium para que las ayude con este caso. Según la médium, dentro de la muñeca se encontraba el espíritu de Annabelle Higgins.

Como pudimos observar en la cinta, los Warren les explican a las jóvenes que dentro de la muñeca no se encontraba el espíritu de ninguna niña, sino más bien de un demonio, así que para deshacerse de todos sus problemas ellos la tomaron.

Aunque hoy en día el nombre de los Warren se ha visto manchado por varios testimonios que los tachan de farsantes y de inventar sus historias, el legado que ambos dejaron en el mundo cinematográfico ha sido uno de los mejores en los últimos años. 

It

Este caso es bastante conocido. La famosa película 'It' está basada en el libro del mismo nombre de Stephen King, que a su vez se basa en la historia de John Wayne Gayce, mejor conocido como 'The Killer Clown'.

Aunque el film nos presenta a un monstruo alienígena, en la vida real la historia es completamente diferente. Gayce era un vecino común y corriente en la comunidad de Norwood Park, en Chicago, Illinois, su único distintivo era que en los eventos locales solía darle vida a Pogo, como payaso había logrado ganarse la confianza de sus vecinos y gran parte de la comunidad.

No obstante, debajo de ese curioso payaso había algo más que únicamente un agradable sujeto, se encontraba un asesino en serie que aprovechaba su buena postura ante sus vecinos para poder realizar sus asesinatos. Fue arrestado en 1978 y enjuiciado por el homicidio de 33 jóvenes y niños, para terminar siendo sentenciado a muerte en 1980 y recibir la inyección letal en 1994.


A Nightmare on Elm Street

Uno de los personajes de terror que más pánico causó desde el estreno de su película es Freddy Krueger, pero a pesar de que como tal no existe un personaje que entre a los sueños de las personas para matarlos, los sueños asesinos sí que existen.

Wes Craven, el creador de algunos de los personajes de terror más famosos, ha dicho en múltiples entrevistas que su inspiración para crear a Krueger se dio mientras leía una nota del LA Times en el que hablaban de una familia de Camboya que sobrevivió a los campos de la muerte que había durante la guerra civil camboyana.

Pero lo que más sorprendió a Craven fue la historia de uno de los hijos de aquella familia; este chico no quiso dormir durante muchos días, puesto que les decía a sus padres que si tan solo cerraba sus ojos podía revivir todo lo que sufrió en los campos. Al final, el niño logró quedarse dormido pero los padres cuentan que lo escucharon gritar y cuando fueron a verlo, éste se encontraba sin vida.

Amityville

La historia de Amityville ha motivado cientos de películas, unas mejores que otras, pero todas ellas con ese toque espeluznante que rodea a esa misteriosa casa.  El domicilio número 112 de Ocen Avenue en Amityville puede parecer una simple casa de estilo coloquial como cualquier otra, sin embargo, la historia que oculta este recinto es el motivo por el cual año tras año llama la atención de turistas de todo el mundo.

El 13 de noviembre de 1974, Ronal DeFeo Jr. asesinó a sus padres y cuatro hermanos, luego de cometer tal acto, salió a un bar en busca de ayuda diciendo alguien había asesinado. DeFeo fue arrestado al ser el único sospecho capaz de haber realizado tal acto, por lo que no costó mucho para que confesara su atroz acto.

Pero el problema no quedó ahí, el 18 de diciembre de 1975, a un año del incidente en la casa, la familia Lutz decidió comprar la casa y mudarse a ella, no aguantaron ni un mes y decidieron abandonar el lugar diciendo que habían sido víctimas de poltergeist y otros sucesos paranormales dentro de la casa, e incluso los propios Warren llegaron a investigar el lugar para dar fe de estos sucesos.

Esta historia ha traído mucha controversia, puesto que luego del éxito que supuso la cinta, varias fuentes han salido a desmentir dichos actos, diciendo que los Lutz únicamente querían ganar dinero de ello e incluso utilizaron a los Warren para ganar aún más relevancia sobre el caso.


The Exorcist

Este es uno de los casos menos conocidos y una de las películas de culto que mayor miedo ha infringido tanto a niños como a jóvenes, e incluso adultos debido a su tema tan oscuro.

Pero la historia se vuelve aún más tenebrosa cuando te enteras de que está basada en hechos reales, y este es el caso de Ronald Doe, un chico de 13 años que empezaba tener un extraño comportamiento luego del fallecimiento de su tía Harriet, quien le había inculcado ciertas cosas sobre el ocultismo.

El chico decía ver cosas moverse a su alrededor, veía sombras, escuchaba voces e incluso arañazos aparecían en su cuerpo sin razón. Después de varias visitas a doctores, finalmente la familia decidió pedir ayuda al padre Walter Halloran, quien pidió quedarse varios días estudiando al joven. Una noche, Ronald despertó en medio de la madrugada y comenzó a gritar “Satán está conmigo”, lo que llevó al padre a realizarle un exorcismo. 

La historia pasó desapercibida hasta que William Peter Blatty escribió su famosa novela y años después ésta recibiría su adaptación cinematográfica.