Este año ha sido uno muy fuera de lo común, tuvimos que enfrentar muchas cosas, algunos incluso pudieron perder mucho, pero ahí estuvo el cine para intentar arreglar todos los males.


Si bien la pandemia por el COVID-19 se ha llevado gran parte de los estrenos para este año, los servicios de streaming han probado que no se necesita del cine para disfrutar un estreno, ni ser un gran estudio para hacer una buena película.

Con la reapertura de cines las cosas poco a poco intentan regresar a la normalidad, noticias como que HBO Max estrenará sus cintas a la par de los cines, hacen que nos demos cuenta de que éstas serán, en un futuro, las nuevas formas de ver películas.

Aunque esto pueda pueda parecer un futuro aún muy lejano, la realidad es que cada vez más empresas empiezan a abrir sus servicios de streaming o comienzan a aliarse con servicios ya establecidos. Por ello, no nos debe de sorprender si en los siguientes años empezamos a ver más estrenos en Netflix que en el cine.

Pero sin más rollos, prepara las palomitas porque te presentamos las 5 mejores películas estrenadas este año:

The Invisible Man

Si eres fanático del cine de monstruos seguramente has escuchado hablar del 'Dark Universe', este universo cinematográfico que intentó juntar a los monstruos más conocidos. Si bien esto fue un fracaso, nos dejó uno de los thrillers más espeluznantes del 2020.

La historia nos presenta a Cecilia Kass (Elisabeth Moss), una joven que es maltratada por su pareja, el ingeniero óptico Adrian Griffin (Oliver Jackson-Cohen). Cecilia escapa de la casa, lo que provoca que su novio se termine suicidando, pero después de que sucesos muy extraños le empiecen a pasar, se da cuenta que Adrian no se suicidó, sino que se volvió invisible.

La crítica recibió muy bien a esta película, mostrando que una buena historia puede cautivar más que únicamente sustos inesperados en una película de terror. Esta cinta obtuvo 91% en Rotten Tomatoes y un 7.1 en IMDb.

¿Puede esta película salvar al 'Dark Universe'?


She Dies Tomorrow

Imagina despertar y saber que es el último día que te queda con vida. Ésta es la situación en la que nos intenta poner esta cinta.

Amy (Kate Lyn Sheil) es una joven que finalmente ha logrado comprar una casa, su mejor amiga Jane (Jane Addams) decide hablarle para felicitarla por su logro, pero ésta reacciona de una manera muy distante y apagada, lo cual deja muy confusa a Jane. Amy, después de mucho decide contarle a Jane qué es lo que le preocupa, y es que mañana va a morir. 

Este film logra ponerte en la piel de una persona que sabe que su tiempo se agota, y lo hace de una manera tan cruda y elocuente que incluso tú te sientes un tanto confuso. La genialidad de la obra radica en la forma en la que intenta mostrarte el miedo, la resignación e incluso la idea que tenemos todos de la mortalidad. Simplemente es una combinación entre terror, drama y un poco de humor negro.

Con una calificación de 84% en Rotten Tomatoes, esta es una película tan increíble que la debes de ver sí o sí.


I'm Thinking of Ending Things

Otra joya más que nos dejó Netflix este año. De nueva cuenta Charlie Kaufman (Anomalisa, 2015) intenta jugar con nuestras mentes, pero con ‘I’m Thinking of Ending Things’, vaya que las cosas son más que confusas. 

Basada en una novela del mismo nombre, esta cinta nos presenta a una joven que está intentando terminar su relación con su novio Jack, pero este, para intentar calmar las cosas, decide llevarla a conocer a sus padres. Aunque la primicia no suena del nada alocada, ésta empieza a volverse un loop cada vez mayor, en el que lo único que te puedes preguntar es ¿qué estoy viendo?

La película fue bien recibida por la crítica, aunque posiblemente por lo confusa que es, no le fue tan bien con los espectadores. En total, cuenta con un 81% en Rotten Tomatoes y un 7.7 en Metacritic.

Este es un film muy raro, y hasta ciertos puntos, muy extraño, que intenta confundirte conforme avanza, cosa que logra hacer a la perfección, y aunque quizá tengas que verla más de una vez para entender todo lo que sucede, no te arrepentirás de ver esta gran película.


Quizá te interese: Las películas más esperadas del 2021.

Mank

Mank es una prueba de que Netflix está haciendo las cosas por el buen camino. Esta es una película en blanco y negro que nos cuenta la vida de Herman J. Mankiewicz mientras desarrollaba el guión de 'Citizen Kane', teniendo que aguantar el ego de Orson Wells y la presión de los grandes estudios.

Esta cinta está dirigida por David Fincher (Seven, 1995) y escrita por su padre, Jack Fincher, quien la escribió en 1990. Este guión quedo congelado por parte de David, hasta que su padre falleció en 2003, eventualmente puso en producción la película en 2019.

El film ha sido alabado casi por todos sus aspectos, tanto fotografía, como dirección y musicalización, contiene todo el estilo de Fincher que se necesita y logra cautivar aún más con la actuación de Gary Oldman y Amanda Seyfriend.

Con una valoración de 84% en Rotten Tomatoes y 7.9 por Metacritic, esta cinta demostró que Netflix, como estudio, aún tiene muchas cosas que mostrarnos. 


Never Rarely Sometimes Always

Una de las películas más fuertes y crudas del año, pero que sin dudas tiene uno de los mensajes más importantes hoy en día.

‘Never Rarely Sometimes Always’ nos presenta a Autumn (Sidney Flanigan), una chica de 17 años que descubre que está embarazada e inmediatamente decide que quiere interrumpirlo. No obstante, al estar tan avanzada en tiempo, únicamente le queda abortar. Junto con su prima Skyler (Talia Ryder) emprende un viaje en el que intenta lograr su cometido sin que sus padres se enteren.

Esta cinta ha sido aclamada por todos lados, con un 99% en Rotten Tomatoes, fue estrenada en el Festival Sundance y logró llevarse el premio especial del jurado. Asimismo, fue nominada para el premio Oso de Oro del Festival de Cine Internacional de Berlín, pero terminó llevándose el puesto de plata.

La película toca uno de los temas de mayor controversia hoy en día, pero la manera en la que esta te va proyectando por la vida de la joven, logrando incluso que te sientas tan débil e incómodo a lo largo de la película, lo hace simplemente magnífico.