En la actualidad, el cine influye en nuestra vida en reiteradas ocasiones, desde nuestra forma de vestir, nuestras costumbres, entre otras. Pero otras veces, esto sucede al revés, pues somos nosotros quienes inspiramos a la industria cinematográfica y nos volvemos una especia de “musa” para ellos.

A continuación, te presento 5 grandes películas basadas en la vida real que no te puedes perder:

El pianista 

Wladyslaw Szpilman es un excelente pianista con un único problema: es judío. Wladyslaw tendrá que enfrentar la terrible invasión de los alemanes a Polonia y superar diferentes retos con la ayuda de sus amigos para mantenerse con vida. Esta película nos muestra la cruel realidad que enfrentaron los judíos en la época en que los nazis los cazaban. 


127 horas 

Aron Ralston es una persona a la que le encanta la adrenalina y la aventura. Un día se propone explorar el cañón de Blue John, en Utah. En esa expedición, Aron sufre un terrible accidente después de que un peñasco se desplomara de la montaña y lo aplastara. Ralston tuvo que sobrevivir más de 5 días en el cañón, tomando medidas drásticas que grabó con su único amigo en ese viaje, su cámara de vídeo. 


Intocable 

Después de un accidente, el millonario Philippe debe de contratar a un asistente que lo cuide, ya que él no puede hacerlo por sí solo. Es así como conoce a un joven procedente de barrio chico, el cual acaba de salir de la cárcel. Al principio fue difícil, pero con el paso del tiempo se volverán los mejores amigos.

Siempre a tu lado 

Parker Wilson es un profesor que imparte clases de música en la universidad. Un día se encuentra a un cachorro abandonado en la estación de tren; este perro provenía de una raza de origen japonés llamada Akita. Parker se lo lleva a casa para así comenzar la amistad más fiel que puede tener un ser humano. No te puedes perder esta película si eres amante de los animales; definitivamente te hará llorar. 


En busca de la felicidad 

Chris Gardner es un gran ejemplo de un padre de familia que intenta sacar a su familia adelante y ganarse la vida. Todo cambia repentinamente después de que su mujer lo deja a él y a su hijo de 5 años, Cristopher. Juntos tendrán que aprender a cómo superar tiempos difíciles en el mundo cuando no se cuenta con una gran fortuna, ya que solo se tienen el uno al otro para buscar la felicidad.